Enfermedad de células falciformes y embarazo
Glóbulos rojos rígidos y pegajosos en forma de "C"

También llamada anemia falciforme, es un tipo de anemia. Un trastorno hereditario de la sangre que se caracteriza por la presencia de hemoglobina defectuosa, lo que afecta la capacidad de los glóbulos de transportar el oxígeno. La forma normal de los glóbulos rojos es circular y flexible (“O”), pero en estos casos son rígidos, pegajosos, tienen forma de “C” y tienden a formar cúmulos, lo que dificulta su circulación por los vasos sanguíneos. Los acúmulos bloquean y detienen el movimiento de la sangre normal y saludable que transporta oxígeno. Esto puede producir dolor, infecciones, dañar los órganos y causar accidentes cerebrovasculares.

Causas

La enfermedad es transmitida de padres a hijos por medio de los genes y es consecuencia de una mutación genética, que causa que la hemoglobina que está adentro de los glóbulos rojos sea defectuosa.

Puede transmitirse el carácter heredado de las células falciformes

El carácter heredado de las células falciformes puede heredarse a los hijos, pero depende de ambos padres:

Si la madre y el padre tienen el carácter heredado de las células falciformes las probabilidades de transmisión al bebé son:

  • 75% de que el bebé no tenga la enfermedad de células falciformes
  • 50% de que el bebé tenga el carácter heredadazo de las células falciformes
  • 25% de que el bebé tenga enfermedad de células falciformes
  • 25% de posibilidades de que el bebé no tenga enfermedad de células falciformes o el carácter heredadazo de las células falciformes

¿Cómo afecta la anemia de las células falciformes al embarazo?

Algunas mujeres no manifiestan cambios durante el embarazo, pero otras tienen un agravamiento de la enfermedad. Puede haber crisis de células falciformes que pueden tratarse con medicación que es segura en el embarazo. Una enfermedad del riñón preexistente y una insuficiencia cardiaca congestiva, pueden agravarse durante el embarazo, aunque se realice el tratamiento adecuado.

Los riesgos en el embarazo dependen de si la mamá tiene anemia falciforme o rasgo de células falciformes. Generalmente, las mujeres con rasgo de células falciformes no tienen más riesgo de padecer problemas, pero pueden experimentar infecciones habituales de las vías urinarias. Es importante tener en cuenta que a diferencia de lo que ocurre con la anemia de las células falciformes, una mujer con rasgo de células falciformes, probablemente tenga anemia ferropénica (por deficiencia de hierro) en el embarazo, por lo que podría requerir de suplementos de hierro.

La capacidad de los glóbulos de transportar oxígeno es muy importante en el embarazo. La anemia y el rasgo falciforme pueden traer como consecuencia que el feto reciba poca cantidad de oxígeno y que se retrase su crecimiento. A lo que la anemia afecta tantos órganos, las mujeres que padecen la enfermedad son más vulnerables a presentar complicaciones en el embarazo. Las complicaciones y riesgos pueden abarcar:

  • Infección del sistema urinario y pulmonar
  • Agrandamiento del corazón e insuficiencia cardíaca
  • Problemas en la vesícula biliar
  • Muerte

Las complicaciones y riesgos para el feto pueden abarcar:

  • Aborto espontáneo
  • Anemia grave
  • Nacimiento prematuro
  • Retraso del crecimiento intrauterino
  • Bajo peso al nacer
  • Mortinato y muerte del recién nacido

Tratamiento de la anemia de células falciformes durante el embarazo

Aunque las embarazadas que poseen el rasgo de células falciformes no presentan mayor riesgo de complicaciones, el bebé sí puede resultar afectado cuando el padre también porta el rasgo.

El cuidado médico prenatal regular y precoz es básico para las mujeres con anemia de las células falciformes. Las consultas médicas regulares permiten controlar la enfermedad y al feto.

En algunos casos puede ser beneficioso el transplante de sangre para reemplazar las células falciformes por sangre nueva.

Puntaje: 
Sin votos aún