Después de leer esto no verás a la vagina de la misma forma

Conceptos que te ayudarán a conocer más a tu vagina

Podemos empezar por la pregunta ¿cuánto sabes de tu vagina? lamentablemente la poca o ninguna información que recibimos hace que tengamos pocos conceptos de ella o en algunos casos conceptos es equivocado o impreciso. Es por eso que hemos recopilado conceptos que te ayudarán a conocer tu vagina.

La vaginas es algo más que el clítoris y los labios

La mayoría de mujeres cuando pensamos en vagina, pensamos en el clítoris y los labios; pero realmente eso es la vulva. Debemos saber que la vagina también es un órgano interno que comunica el útero con el exterior, a pesar de su fácil accesibilidad.

La vagina no es un tubo

Si pensamos en un tubo, pensamos en algo largo, estrecho y rígido; y la vagina no es así. La vagina es espacio que no contiene nada, de paredes muy blandas que se tocan entre sí. Es por eso que la llaman “cavidad virtual”.

La vagina no es profunda

Muchas creen que la vagina no tiene final o es bastante profunda, pero no es cierto, la cavidad vaginal está entre los 8 a 11 centímetros en promedio.

Las paredes de la vagina están formadas por músculo y mucosa

Las paredes de la vagina están formadas por un músculo elástico que se adapta a un pene, un dedo o la salida de un bebé, tiene una mucosa, es blanda, suave y caliente.

Podemos contraer los músculos que cierran la entrada de la vagina

Cabe destacar que sólo esta parte del músculo de la vagina es voluntario, lo que hace que podamos contraer o relajar la entrada de la vagina.

La vagina sólo es sensible en la zona que comunica con el exterior

Básicamente la sensibilidad se limita al tercio externo de la vagina, es decir 3 o 4 centímetros desde la entrada de la misma. No es raro que algunas mujeres que olviden que tienen el tampón puesto por esta insensibilidad vaginal.

La vagina cambia según en la posición que estemos

Si estamos de pie por ejemplo la vagina no está paralela al cuerpo, su eje se orienta desde la vulva hacia el sacro. Estos sucede en diversas posiciones en las que estemos.

La vagina tiene su propio mecanismo de limpieza

Muchos piensan que la vagina es sucia, pero debes saber que la vagina tiene su propio mecanismo de limpieza. Tiene una población propia de microorganismos que viven en equilibrio que la mantienen sana y limpia. Además su pH varía según la edad de la mujer, lo que también ayuda a la salud vaginal.

Basado en artículo de la sexologa Laura Cámara

Agregar comentario