Signos de que el hombre está listo para casarse

Parece una historia repetida la de la mujer esperando que su novio le pida casamiento, pero es un hecho que sigue sucediendo. Muchas mujeres sueñan desde pequeñas con el vestido blanco, el príncipe azul y el altar. Y tal vez muchos hombres sueñan con todo lo contrario: ser solteros empedernidos toda su vida. Sin embargo, en algún punto de una relación de pareja, tiene que haber un encuentro, una puesta en común de objetivos y anhelos para el futuro. Vale aclarar un detalle importante: no se recomienda apurar a alguien a tomar una decisión como casarse, la persona tiene que sentirse genuinamente lista para hacerlo.

Para no ir al choque y desilusionarse, es importante aprender a leer las señales de las personas a fin de poder descifrar en que momento de su vida están. ¿Te gustaría saber cuáles son las señales de que un hombre está listo para el casamiento? Veamos...

Atrás los días de fiesta

Si puedes observar que las salidas de tu novio con los amigos han cambiado, es decir, que antes se juntaban todos los viernes, sin falta, para salir a bailar y ahora se juntan todos los jueves a jugar las cartas o a ver un partido de fútbol, es que sus días de fiesta se han terminado. Llega un momento en que los hombres se aburren de salir a bailar y comienzan a apreciar otros detalles como una buena cena, una salida romántica, un fin de semana de viaje con amigos, etc.

Ojo, esto no quiere decir que haya que caer en la rutina y el aburrimiento, hay que tratar de divertirse toda la vida, solo que en lugar de querer salir a bailar y mirar chicas jóvenes, tal vez un día veas que tu novio prefiere hacer una cena contigo y con amigos en casa. Este es un buen signo de que sus objetivos a futuro están cambiando y disfruta de la vida en pareja.

Buen trabajo e ingresos

Aunque en la actualidad, tanto los hombres como las mujeres trabajan y mantienen sus hogares, para el hombre es algo muy importante tener un buen trabajo e interesantes ingresos, los hace sentir seguros, les da confianza y dignidad. Tina Tessina, psicoterapeuta, explica lo siguiente: "Las prioridades de la mayoría de los hombres tienden a concentrarse en tener seguridad financiera antes de tener una familia. Si él todavía está luchando para pagar sus cuentas, no va a querer agregar la carga de mantener a una esposa".

Es decir, si observas a tu novio tranquilo y seguro con su trabajo, ganando un buen sueldo, pues, se trata de otro signo importante que lo puede hacer pensar en el casamiento.

Afninidad con los niños

Si tu novio nunca le prestó atención a los bebés de personas conocidas y comienzas a notar que le gustan, que le dan ternura, que quiere alzarlos, pues esto significa que está probando su relación con los niños porque está pensando en ser padre.

Si un hombre se imagina siendo padre, quiere decir que está dispuesto a embarcarse en el proyecto de una familia, con todos los compromisos y responsabilidades que eso implica. Incluso si te pregunta o se imagina como serían los hijos que tendría contigo, es que está pensando en casarse y en tener hijos.

Actuar como marido

Si comienzas a notar que tu novio disfruta de actuar como un marido, es decir, quiere compartir la misma casa contigo, hace planes para el futuro, quiere que conozcas a su familia, te llama para saber como estás, te cuenta su día, etc., es porque lo está pensando seriamente.

Nunca es necesario presionar a alguien para casarse, casi que todo el proceso va fluyendo de modo natural.

Pasando al extremo opuesto, podrás notar que tu novio no está listo para casarse cuando tenga alguno de los siguientes comportamientos:

  • Siempre dice que odia el compromiso
  • Dice que sus amigos casados son unos perdedores
  • Se compra un auto descapotable o una motocicleta
  • Es mentiroso y le encanta coquetear con todas las mujeres

Conclusión

Ninguna persona es de manual y, por suerte o desgracia, podemos soprendernos mucho de cuánto es capaz de cambiar la gente. Tal vez el soltero empedernido un día desee sentar cabeza y tal vez el marido perfecto un día se fugue con otra mujer. Nunca se puede saber lo que pasará, solo hay que aprender a leer las señales que las personas emiten y estar listo para actuar cuando sea necesario.

Puntaje: 
Promedio: 3.5 (43 votos)