alisado definitivo
Cabello liso y brillante
Foto cortesía de Carlo Nicora (flickr.com)

Una ley que parece darse de modo casi universal, es que aquellas mujeres que tienen el pelo lacio quieren tenerlo con rulos y aquellas que lo tienen con rulos lo quieren tener lacio. Otra verdad común a muchísimas mujeres, es que aquellas que gustan del pelo lacio y no lo tienen naturalmente, hacen hasta lo imposible por lograr el lacio perfecto, el lacio de sus sueños. Y el brushing progresivo llegó para hacer realidad ese sueño.

¿De qué se trata el brushing progresivo?

El brushing progresivo o alisado progresivo, es un tratamiento capilar a través del cual se consigue un alisado definitivo del cabello. El pelo queda bien liso, humectado, brillante, muy suave y libre de frizz de manera casi definitiva. Ya que dura entre tres y cuatro meses y luego se realiza tan sólo un retoque de la raíz.

¿Cómo es el procedimiento?

  • Se procede a lavar el cabello, realizar un buen brushing, luego a pasar la planchita y aplicar el producto (un compuesto de queratina que ayuda a sellar las cutículas del cabello). Cuando el producto penetra bien en el cabello, se deja por dos días (48 horas) para que actúe y haga el efecto buscado
  • Durante esos dos días no se debe recoger, mojar, ni lavar el cabello
  • Pasados los dos días se procede a lavar el cabello como de costumbre y en ese momento ya empiezan a verse los resultados, tras esta aplicación el cabello se ve lacio perfecto, se maneja con docilidad y no está erizado

Algunos aspectos para tener en cuenta al respecto del brushing progresivo:

  • Dura entre tres y cuatro meses, pero el pelo nuevo no tiene tratamiento por lo cual es preciso retocar las raíces
  • La mayoría de los profesionales del cuidado capilar, aseguran que este tipo de tratamiento no implica ningún riesgo para la salud, ni para la fibra capilar. Pero es preciso siempre escoger productos que estén aprobados y testeados
  • Existen en el mercado algunos productos para la realización de brushing progresivo, que contienen formol o plomo y que no están aconsejados, por resultar perjudiciales para la salud
  • El brushing progresivo puede ser aplicado en cabellos con mechitas, reflejos y tinturas, pero hay que tener presente que primero hay que realizar la coloración y luego recién el tratamiento, porque si se hace la tinta, entonces habrá que esperar 5 días para recién ahí hacer el alisado progresivo
  • El tratamiento de brushing progresivo está contraindicado para mujeres embarazadas
  • Todo lo que embellece requiere de un sacrificio, hay que estar dispuesta a pasar un buen rato (alrededor de 3 horas) en la peluquería o salón de belleza para someterse a este tratamiento

El resultado del brushing progresivo bien vale la pena el sacrificio: Un cabello súper lacio, sin frizz, brillante, sedoso, dócil, pero ante todo sano.

También te recomendamos leer nuestra nota sobre alisado definitivo termal o Yuko.

Puntaje: 
Sin votos aún