Los bebés obesos a los 9 meses tienen más posibilidades de ser obesos hacia los 2 años

Según una investigación realizada por investigadores de la Wayne State University en Detroit, en Michigan, aproximadamente, 1/3 de los bebés de 9 meses son obesos o tienen sobrepeso. Y los niños hispanos son los que están expuestos a un mayor riesgo.

De acuerdo con información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la obesidad infantil se triplicó en las últimas tres décadas.

La obesidad infantil constituye un problema aún mayor entre la población de hispanos. Así lo constató un estudio realizado en las escuelas publicas de Nueva York, según el cual un 40% de los alumnos hispanos presentaban obesidad o sobrepeso.

Pero sobre la obesidad en bebés no es un tema muy estudiado, ya que, generalmente, las investigaciones se centran en las poblaciones de niños más grandes. No obstante, recientes estudios han comenzado a centrarse en las edades más tempranas, dados los cambios constatados en los últimos tiempos.

Brian Moss, coordinador de la investigación de la Wayne State University, indicó a la revista especializada LifeScience:

No se puede concebir que un bebé sea obeso, aún antes de pasar a comer comidas sólidas

Según un estudio publicado en la revista Pediatrics, los bebés que suben mucho de peso en los primeros 6 meses de vida, son más propensos a ser obesos hacia los 3 años de edad. Otro estudio también publicado en esta revista, halló que los bebés que presentan sobrepeso a los 6 meses, tienen un riesgo elevado de ser obesos hacia los 2 años.

Investigación de la Wayne State University

De acuerdo a la investigación, que analizó durante años a un grupo de bebés nacidos en 2001 en distintas partes de los Estados Unidos, el 75% de los niños que presentaban un peso normal a los 9 meses, seguían teniendo un peso normal a los 2 años. Sin embargo, solamente el 50% de los niños con problemas de peso a los 9 meses, era delgado hacia los 2 años.

El estudio halló además, que los bebés hispanos eran los más propensos a permanecer obesos al crecer.

Bebé “gordito” bebé “sanito”

Históricamente se ha asociado culturalmente a los bebés gorditos con los bebés sanitos. Sin embargo, desde que la obesidad infantil comenzó a ser una epidemia en Estados Unidos y en el mundo, las concepciones cambiaron. En la actualidad, la ingesta de comida chatarra y el sedentarismo infantil, son algunas de las principales causas del problema. Por ello, es importante combatirlo desde las edades más tempranas, para evitar los riesgos que ello implica para la salud con el correr de los años.

Agregar comentario