Torticolis ocular en niños

La posición anormal de la cabeza con respecto al eje del cuerpo (tortícolis), es adoptada automáticamente por los niños con esta condición, con el objetivo de mejorar su percepción y agudeza visual. En general, la tortícolis aparece algunas semanas luego del nacimiento, cuando el bebé va desarrollando su agudeza visual.

Origen

La tortícolis ocular en los niños pueden ser de origen:

  • Ortopédico.
  • Neurológico.
  • Oftalmológico.

Causas

La causa más frecuente de tortícolis ocular infantil es el estrabismo, sobre todo, el estrabismo vertical, anormalidad en la que el ojo está desviado hacia arriba o abajo y por ello las imágenes que el cerebro recibe no son parejas y el niño ve doble. Para compensar la altura de las imágenes y no verlas doble, el niño inclina la cabeza para el lado que el ojo está más bajo.

Factores de riesgo

Es más frecuente en bebés que han padecido sufrimiento fetal o en bebés prematuros.

Síntomas

  • Desviación de la cabeza.
  • El mentón puede estar hacia arriba o abajo y la cara para el lado opuesto del músculo ocular afectado por parálisis o debilidad.

Diagnóstico

Los padres pueden notar que algo no anda bien en el niño al verlo inclinar la cabeza siempre hacia un lado. El médico para confirmar la tortícolis ocular puede tapar alternadamente los ojos, y si con uno de los ojos cubiertos el niño endereza la cabeza, entonces no habría dudas. Esto no implica que junto con el origen oftalmológico de la tortícolis no puedan presentarse también problemas ortopédicos o neurológicos, ya que pueden desarrollarse conjuntamente.

Tratamiento

El médico pediatra indicará a los padres que cubran alternadamente los ojos del niño (un día el derecho y otro el izquierdo) para lograr el desarrollo de la agudeza visual.

Al final de este tratamiento, que puede prolongarse por unos cuantos meses, el médico valorará si el niño es capaz de fijar la visión con los dos ojos, o de necesitarlo se procederá con un tratamiento quirúrgico.

Puntaje: 
Sin votos aún