Foto de Patricia Carambula

Desarrollo de un embarazo de 18 semanas

Algo muy gracioso que sucede dentro del útero, es que ahora el bebé comienza a parpadear, bostezar, gesticular e incluso, tener hipo
18 Semanas de embarazo
flickr.com

La edad gestacional del feto en un embarazo de 18 semanas, es de 16 semanas. Por su tamaño, ya no cabe en dentro de la palma de una mano extendida.

Tamaño del bebé

Su tamaño es de entre 15 y 20 centímetros, pero es algo variable entre un bebé y otro.

Analogía del tamaño del bebé

El tamaño del feto a las 18 semanas del embarazo, es similar al de una banana pequeña. El mismo excedería al de una palma de la mano mediana abierta.

Peso del bebé

Su peso es de, aproximadamente, de entre 150 y 190 gramos.

Tamaño de la panza, altura uterina

Dentro de tan sólo dos semanas, el ginecólogo comenzará a tomar la altura uterina (distancia del hueso púbico a la parte más alta del útero). Ésta, se mide en centímetros y tiene correlación con la cantidad de semanas de embarazo. Así a las 23 semanas la altura oscilará, entre 21 y 23 centímetros.

Estudios aconsejados para esta altura del embarazo

Por medio del ultrasonido, se pueden descubrir, de ahora en más, anormalidades en el corazón del bebé. A partir de esta semana, se pueden comenzar a realizar los estudios Anatómicos correspondientes al segundo trimestre del embarazo. Esto permitirá una apreciación de los órganos que hasta hace algunas semanas, no se podían ver. Como por ejemplo, el corazón. También se acerca la segunda ecografía de rutina. En ella, se podrá examinar también, la anatomía y crecimiento del feto, pudiendo prever posibles complicaciones. Tal vez en esta ecografía ya se pueda determinar el sexo del bebé, si es que se deja ver.

Síntomas en la embarazada

La progresiva transformación del cuerpo de la embarazada, lleva a que ella vaya modificando su postura, además al cambiar el centro de gravedad, se vuelve difícil mantener el equilibrio. Los dolores de espalda son una constante durante el embarazo, más precisamente en las últimas etapas. El aumento de peso y de volumen de útero y mamas, contribuyen para ello.

Es aconsejable realizar algunos ejercicios permitidos para embarazadas como, por ejemplo, el yoga. En esta etapa, podría pasar también que el dormir comenzara a ser un problema. Ya que encontrar una posición cómoda para hacerlo, no es sencillo ha medida que transcurre el embarazo y la barriga crece. A ello se le suma, para aquellas que sufren de acidez estomacal, la molestia constante que se siente al estar en posición horizontal. Por estos dos aspectos, el sueño resulta imposible de conciliar o de mantener. Una solución, podría ser dormir semi sentada, apoyada sobre dos almohadas. Esto resulta más confortable para ambas cosas.

En esta semana, es probable que la futura mamá comience a experimentar más hambre que en semanas anteriores. No es bueno pasar largos períodos sin comer. Lo ideal es realizar las cuatro comidas y alimentarse lo más sano que sea posible (frutas, verduras, lácteos).
Además de optar por ropa más cómoda y holgada, es recomendable que la futura mamá utilice tacos bajos o, por lo menos, no tan altos. Ya que la torpeza se hace evidente en el embarazo y es conveniente evitar caídas que podrían dañar al bebé.

El desarrollo físico del bebé a las 18 semanas del embarazo

A partir de ahora, el desarrollo y crecimiento del feto comenzarán a ser más lentos en relación a unas semanas atrás. El corazón y sistema circulatorio, ya están prácticamente desarrollados por completo. La piel del feto que hasta hace algunas semanas era translucida, se tornará rosada. Todas las características de su cuerpo y su rostro son fácilmente identificables. Algo muy gracioso que ocurre en esta semana, es que ahora el bebé comienza a parpadear, bostezar, gesticular y tener hipo. También empieza a oír (por ejemplo, oye los latidos del corazón de su madre) e incluso algunos sonidos muy fuertes provenientes del exterior, podrían llegar a sobresaltarlo. El estómago del feto comienza su funcionamiento, ahora traga el líquido amniótico para hacer trabajar su aparato digestivo. El feto mueve permanentemente sus brazos y piernas flexionándolos y estirándolos todo el tiempo. Si la mamá aún no lo ha sentido, falta muy poco para que lo haga.

Complicaciones frecuentes en la semana 18 del embarazo

Entre las complicaciones más frecuentes por estas semanas está: El riesgo de placenta previa, frecuente hasta la semana 20 del embarazo.

Aspectos psicológicos de la madre y su entrono

Es muy común que cuando una mujer está embarazada, todo el mundo opine, de consejos, sugerencias, cuente sus anécdotas personales, etc. Ello puede ser muy molesto y fastidiar a la futura mamá. Lo más sano, es escuchar como quien oye llover y sólo hacer caso a las recomendaciones del médico o de los profesionales en la materia. Que la pareja y la familia le brinden apoyo y contención emocional a la futura mamá, es fundamental durante todo el embarazo.

Su voto: Ninguno Promedio: 2.6 (8 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.