Shutterstock

La papada es una de las pesadillas de muchas mujeres (y algunos hombres) que sufren de sobrepeso, aunque no hay que tener unos kilitos demás para que aparezca; también puede deberse a problemas hormonales o simplemente una herencia genética. Sea cual sea la razón nadie quiere tener “papada”. Es por eso que hemos realizado una pequeña investigación para encontrar los 3 mejores métodos para decirle adiós a la temible papada.

1

Radiofrecuencia

Se trata de un procedimiento no invasivo (sin cirugía) que reduce la grasa que se localiza en la papada, que funciona a través de una novedosa tecnología de triple acción de un aplicador sobre la dermis (indoloro). Este tratamiento tiene como primer paso el calentamiento volumétrico profundo del colágeno que se encuentra en la piel de zona de la papada, esto se logra a través de ondas electromagnéticas o mejor conocida como “radiofrecuencia” (ondas que le dan el nombre a este tratamiento), estas logran una contracción muscular en la parte interior de dicha zona y una fuerza mecánica en la parte externa, acción que elimina la grasa alojada en esta área.

Imagen

Este tratamiento además de eliminar la grasa en la papada, tensa y mejora la textura de la piel, mejorando la circulación venosa y linfática, lo que a su vez mejora la oxigenación y ayuda a la desintoxicación de la piel. La radiofrecuencia se logra en 6 sesiones de 45 minutos aproximadamente (una por semana), siempre dependiendo del paciente y no requiere tiempo de recuperación. Este método también es utilizado para otras partes del cuerpo.

2

Liposucción inteligente

Método también conocido como “Smartlipo”, no requiere ningún tipo de cirugía ni inyecciones. La liposucción inteligente se logra a través de la penetración de unos pequeños cabezales en la zona, los que remueven y absorben la adiposidad. Este método si bien es cierto es un tipo de “liposucción”, es mucho menos invasiva que la liposucción tradicional, ya que la máquina con que se realiza es de última generación (de ahí el nombre de liposucción inteligente), que logra calentar las células grasas que están entre 3 y 15 milímetros de profundidad de la piel de la papada.

Este procedimiento dura aproximadamente una sesión de 10 minutos y se suelen realizar 6 sesiones para completar el método (una por semana), el paciente sentirá un pequeño calor en la zona tratada, el que suele desaparecer antes de los 60 minutos. Este método es bastante común también para la cintura, el abdomen y los glúteos.

Imagen

3

Láser diodo o frío

Este método como dice su nombre, se realiza a través de un láser diodo o también conocido como frío, el que reduce el tamaño de las células, mas no su destrucción, segmentando las moléculas grandes de grasa en la parte interior del adipocito. Este método no es invasivo y su desarrollo no tarda más de 20 minutos por sesión, después de su aplicación se debe realizar un drenaje linfático a través de un masaje en la zona. Las sesiones dependerá de cómo reacciona el paciente al método.

Puntaje: 
Sin votos aún