Foto de Amalia Rossi

Números Egipcios

Números egipcios

Los egipcios fueron un pueblo muy avanzado para su época en campos como la medicina, recordemos su capacidad para embalsamar a los difuntos que se conservan momificados, hasta la actualidad; o la arquitectura, dado que aún hoy no se halla respuesta acerca de cómo fueron construidas las majestuosas pirámides, con los escasos recursos disponibles en aquel entonces.
Sus creencias religiosas, organización social, sistemas de escritura y números, convierten a esta civilización en una de las más místicas y mágicas que recuerda la historia.

Sistema de escritura jeroglífico

Los antiguos egipcios crearon un sistema de escritura jeroglífico alrededor del año 3000 a.C. El sistema jeroglífico se basa en dibujos que representan determinada palabra, por ejemplo, el dibujo de un árbol representa la palabra árbol dentro de una oración. El problema de ese sistema era que se volvía bastante limitado, por lo tanto, el sistema necesitaba de un apoyo extra, para poder ser más rico en sus expresiones y representaciones, fue así que decidieron usar los sonidos de las palabras habladas. En este sentido es importante saber que cada símbolo puede significar diferentes cosas según el contexto que lo sustente, de esa forma el dibujo de una oreja puede significar, escuchar o sonido.

Sistema de numeración egipcio

El sistema numérico egipcio es de tipo jeroglífico y posee una base de diez, que tiene un símbolo para la unidad, otro para la decena, otro para la centena, para el millar, para los diez mil, cien mil y para el millón. Este sistema de ideogramas permitía escribir números enormes y también pequeñas cantidades, incluso fracciones de unidad que los egipcios llamaron, fracciones del Ojo de Horus.

Más allá de haber logrado desarrollar un sistema numérico excepcional para su época, no lo explotaron más allá de la vida diaria.
La razón que nos da la historia del porque no se utilizo en forma más amplia este sistema es que los textos legales o administrativos de los egipcios, se escribían en papiros y no se tallaban en la piedra, de modo que para utilizar un sistema numérico en papiro, éste debió variar respecto del que hemos descripto en este párrafo y se llamó notación hierática.

Notación Hierática

Básicamente el problema que representaba la numeración jeroglífica era que para escribir un número alto se necesitaban una gran cantidad de símbolos, en los papiros el lugar no era el mismo que en la piedra y por lo tanto los administrativos del antiguo Egipto se vieron ante la necesidad de contar con un sistema más comprimido.

En el sistema de notación hierática, más cómodo y sencillo, se utilizan símbolos para los números que van del 1 al 9, que se repiten en tanto sean, decenas (de diez a noventa), cientos (de cien a novecientos) y miles (de mil a nueve mil).
La escritura no tenía una orientación especifica, es decir, que daba tanto lo mismo escribir de derecha a izquierda, que de izquierda a derecha, y de arriba a bajo, siempre orientando las figuras de acuerdo a las necesidades del caso. En repetidas ocasiones las variaciones de orientación en la escritura respondían a criterios nada más que estéticos, para lograr una armonía visual.

En algunos casos para hacer la escritura más atractiva, los números iban acompañados de la representación jeroglífica del objeto al que hacían referencia.
Este sistema se utilizó por muchísimos años, hasta el momento en que Egipto fue anexado, luchas y guerras mediante, al Imperio Romano. En aquel momento histórico el sistema egipcio quedó relegando a las inscripciones de carácter monumental.

Su voto: Ninguno Promedio: 3 (2 votos)
¡Se el primero en dejar un comentario!
  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.