Remedios caseros para borrar las cicatrices

Las cicatrices de alguna herida, intervención quirúrgica o del acné, son una marca que ninguna mujer desea lucir. Por ello, cuando existe alguna, se suele esconder con la ropa y eso limita mucho el uso de determinadas prendas cuando están en zonas altamente visibles. Si bien con el tiempo pasan a ser parte del cuerpo y una se acostumbra, no estaría nada mal poder eliminarlas o al menos disimularlas un poco.

Existen procedimientos cosmetológicos y quirúrgicos (láser, dermoabrasión, etc.) con los que las cicatrices pueden eliminarse. También en el mercado hay productos cosméticos que prometen disimularas. Sin embargo, cuando las cicatrices son sometidas a algún tratamiento invasivo o cirugía, produce temor la intervención, o simplemente no se desea gastar tanto dinero, se puede recurrir a algunos remedios caseros para eliminar las cicatrices.

1 Mascara de zumo de limón y leche

Esta mascarilla gracias a las propiedades blanqueadoras del limón disimula las cicatrices producidas por el sol y el acné. Mezclando 2 cucharadas de leche y el zumo de medio limón se prepara un tónico que se aplica sobre la zona de la cicatriz y se deja actuar durante 30 minutos. Posteriormente se enjuaga con agua o tomando una ducha, dependiendo de la zona del cuerpo, y listo. Lo recomendable es repetir el procedimiento al menos 3 veces en la semana.

2 Mascarilla de sábila y miel

Procesar una taza de miel, sábila y hojuelas de avena. Aplicar la mezcla obtenida en las zonas afectadas y dejar, si es posible, durante dos horas. Repetir la operación tres veces en la semana.

3 Mascarilla de bananas y aceite de oliva

El aceite de oliva tiene propiedades antioxidantes, antinflamatorias, suavizantes e hidratantes, por ello, ayuda a disimular las cicatrices. Empezamos por preparar una pasta con una banana madura y dos cucharadas de aceite de oliva. Aplicar sobre la zona de la cicatriz y dejar que actué por unos 20 minutos. Enjuagar con agua y repetir la operación 3 veces a la semana.

4 Mascarilla de bicarbonato de sodio

Formar una pasta con cinco partes de bicarbonato de sodio (tiene propiedades blanqueadoras) por una de agua. Realizar masajes sobre la cicatriz con la pasta y dejar que seque durante algunos minutos. Enjuagar con abundante agua tibia. Repetir el tratamiento tres veces a la semana como mínimo.

5 Mascarilla de aloe vera y miel

La miel y el aloe vera son dos sustancias naturales muy utilizadas en cosmetología gracias a sus propiedades benéficas sobre la piel. Nutren, suavizan y además mejoran el proceso de cicatrización. Su uso regular mejora visiblemente el aspecto de la piel, disimulando las cicatrices. Mezclar o procesar en la licuadora el gel de aloe vera con miel de abejas y aplicar sobre la superficie a tratar. Dejar que actué durante 20 minutos y enjuagar. Repetir este tratamiento tres veces a la semana.

Puntaje: 
Sin votos aún