Mascotas para el hogar

Es muy importante tener en claro que tipo de mascota es adecuado para cada tipo de hogar o persona, esto brindará beneficios a la mascota pero también a las personas que se harán cargo de ella.

Para los niños

Es ampliamente difundido y aceptado el concepto de que es muy bueno para los niños tener una mascota. Les genera responsabilidad, al hacerse cargo de un ser vivo al que deben cuidar, además de un vínculo emocional que implica diversión, también protección, cuidados y educación. La mayoría de las corrientes psicológicas sostienen que incluso es bueno para el niño vivir la instancia de la muerte de su mascota, porque eso le ayuda a comprender de forma más natural el ciclo vital.

Si la mascota elegida es un perro, es recomendable que sea un canino de tamaño medio o grande, ya que los de razas pequeñas son más débiles o frágiles al trato de los niños, que muchas veces no miden su fuerza.

Las razas ideales para los niños son los boxers, labradores y golden retrievers. También es preferible que sea una hembra, ya que tienen más paciencia y el instinto maternal las hace más protectoras.

Los mamíferos como conejos y hámsters, son recomendables, se pueden manejar con facilidad y se hace fácil su mantención; si bien hay que tratarlos con cuidado, es difícil que un chico pueda lastimarlos. Como consejo importante, no adquieran una pareja, si comparten sexo pelean constantemente, si son macho y hembra procrearán y se llenará la casa de pequeñas crías.

Para los niños que sufren de alergias, lo ideal son las mascotas que no puedan ser tocadas o deben ser manipuladas muy poco, como los canarios, reptiles o peces.

Para los que viven en un apartamento

Aquellos que viven en un espacio pequeño, deben buscar una mascota que sea adecuada a la realidad estructural, por beneficio del humano pero también de la mascota.
En el caso de los perros, es ideal uno pequeño: un chiguagua, caniche, hasta un cocker.

La familia de los roedores también ofrece muchas posibilidades, por su tamaño, costo de mantenimiento, y facilidad de limpieza. Básicamente hay que prestar atención a cambiar el aserrín de la jaula, para que esté limpia, y no se generen malos olores, y ofrecerle permanentemente agua y semillas, con eso serán felices y demostrarán su amor hacia su amo.

Los gatos provocan una controversia importante respecto de si el apartamento les coarta su libre espíritu natural o no, pero la tendencia es pensar que con los cuidados y amor necesarios son mascotas muy adecuadas para espacios reducidos. Si se crían de pequeños acostumbrados a hacer sus necesidades en la cajita de arena y tienen sus juguetes, su lugar mullido donde dormir y retozar, estarán muy felices.

Los peces también generan opiniones encontradas, algunos los ven y sienten como una agradable compañía, mientras que para otros son sólo una especie de adorno, lo importante es que si se opta por peces como mascotas, deben tener una pecera amplia, oxigenada e iluminada. Con alimentación correcta los peces estarán contentos y tal vez hasta se pueda percibir algún gesto de cariño de su parte.

Para la familia

Generalmente la mascota llega a la familia por insistentes pedidos de los más pequeños y más allá de que los adultos logren generar un compromiso de parte del niño, ellos también deberán asumir responsabilidades respecto de la mascota, como vacunarlo, llevarlo al veterinario, bañarlo, etc. Por lo tanto, la decisión de tener una mascota en el hogar, debe ser meditada.

Es importante pensar en la salud del núcleo familiar, si alguien sufre de alergias, un animal con pelo no es adecuado, de modo que se descartan, generalmente, los perros, gatos y conejos, y se puede consultar al veterinario por mascotas hipoalergénicas.
Una vez salvadas las posibles complicaciones, es importante que toda la familia decida que tipo de mascota tener, esto creará de antemano el compromiso de su cuidado en conjunto, ya que si se eligen peces, serán más fáciles de cuidar que un perrito, aunque éstos son mas juguetones, compañeros, inteligentes y además ofrecen muchas más posibilidades de interacción, por sobre los peces. La decisión conjunta crea compromiso conjunto.

Para los que viven solos

En este caso no pensaremos, a priori, en el tamaño de la vivienda sino en la condición de soledad del habitante. En este caso se recomiendan los perros de mediano y gran porte, ya que son vigilantes, compañeros y protectores de sus dueños. Además, es bueno elegir entre animales que sean juguetones e inteligentes. Las variedades de pastores (alemán, inglés), el bulldog, las variedades de labradores, y siberianos, son buenos compañeros para los solos.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)