Maniobra Kristeller
Foto cortesía de katekennedybirthphotography.com

La maniobra Kristeller es un método utilizado por las matronas o ginecólogos durante el parto, que consta en ejercer presión con las manos o el antebrazo sobre la parte superior del útero con el fin de empujar al bebé para que salga por el canal de parto. Fue implantada en el siglo XIX por el ginecólogo alemán Samuel Kristeller para acelerar la fase expulsiva.

En la actualidad esta maniobra está obsoleta, no se utiliza mucho ya que no hay evidencia científica de que sea eficaz y además resulta poco segura, ya que implica grandes riesgos para la salud de la madre y el bebé. La Organización Mundial de la Salud no la recomienda y en muchos países europeos como el Reino Unido está prohibida su práctica.

¿En qué casos se usa la maniobra Kristeller?

  • Cuando la fase expulsiva se prolonga y supone algún riesgo para el bebé o la mamá.
  • Cuando la madre está débil y ya no tiene fuerza para pujar como consecuencia de la anestesia epidural.
  • Cuando el bebé es demasiado grande.

¿Para qué se realiza la maniobra Kristeller?

La maniobra Kristeller se realiza en la segunda fase del parto con el propósito de acortarlo y evitar el uso de fórceps, ventosa o espátula.

Riesgos de la maniobra Kristeller:

  • En la mamá
    Rotura del útero, inversión uterina, desgarros en el suelo pélvico, hematomas, desprendimiento prematuro de placenta, prolapsos uterinos, y fracturas de costillas.
  • En el bebé
    Fracturas de la clavícula y del húmero, falta de oxígeno, y parálisis de Erb Duchenne (parálisis de los nervios localizados alrededor de la zona cervical que implica pérdida de la movilidad de los brazos).

Opciones para sustituir a la maniobra Kristeller

Como la maniobra Kristeller ha sido bastante por los riesgos que conlleva, se proponen opciones alternativas:

  • Dar el tiempo necesario durante la fase del parto expulsiva para esperar que se desprenda la cabeza del feto. Generalmente esta fase dura 1 hora cuando es el primer parto y una ½ hora en los consecutivos.
  • Utilizar analgesia epidural en vez de anestesia epidural.
  • Fomentar el uso del pujo retrasado para que la mujer puje cundo sienta ganas de hacerlo.
  • Recurrir a alternativas a la postura horizontal sentada, que es la más utilizada durante la fase expulsiva. Por ejemplo, la posición vertical, que posibilita a la mujer participar más activamente.
Puntaje: 
Sin votos aún