Kourtney & Kim Toman New York

Luego que la tan esperada premier Kourtney & Kim Take New York debutara el domingo por la noche en E! Entertainment, las reacciones por parte de Kris Humpries y los medios no se han hecho esperar. Y nosotros no pudimos de ser la excepción luego de ver el dramático show. Aquí viene un resumen con nuestras opiniones.

El programa estuvo plagado de hechos que difícilmente pueden aceptarse en una relación normal y funcional. Existieron tensiones durante gran parte del show, algunas desavenencias, golpes, e incluso actos que bordan la indecencia. Sin embargo lo que más resalto fue el afán de los productores del show de presentar una imagen positiva de Kim Kardashian tras el escándalo desatado por su petición de divorcio luego de 72 días de casada con Kris Humpries, que ocasionara un mar de mala publicidad e incluso la formación de un grupo de boycott en contra de la familia Kardashian.

Kim Kardashian ¿Subida de peso y violenta?

Casi al inicio del programa Humpries levanta a Kardashian y hace un comentario en son de broma sobre su peso, diciéndole que había comido mucha torta de bodas. Este comentario ha sido tomado fuera de contexto por medios que buscan reconstruir la alicaída imagen de Kardashian, pero que en realidad no fue más que un comentario. Lo que si no estuvo bien tal vez fue la forma como Kris hizo su comentario, con una pose de seudo macho mientras jugueteaba en la cama con su esposa.

Al margen del comentario, lo cierto es que Kardashian, con su metro 58 centímetros (5’2’’) y medidas 34-26-39 -reportadas por ella misma en 2008-, es muy propensa a verse pequeña, abultada y hasta subida de peso junto a un gigantesco jugador de la NBA en buena forma física como en el caso de Humpries.

Un suceso que si pintó a todas luces a Kardashian fue cuando por accidente su esposo le daña su “pedicure” al lastimar una de sus uñas del pie. Lo impresionante del caso fue la agresividad con la que respondió Kardashian, golpeando a Kris con sus manos, algo que sería considerado violencia domestica y agresión física en cualquier parte. ¿Estuvimos presenciando narcisismo puro copado con violencia encubierta, o fue solo por ratings?

Juntos y revueltos

Otro de los eventos que me llamo la atención fue el hecho que tanto Kardashian como Humpries decidieran vivir con otra pareja compuesta por Kourtney Kardashian y su novio Scott Disick, quienes a su vez tienen un pequeño de dos años llamado Mason que viviría con ellos. Este hecho resulta inexplicable simplemente, ya que por lo general las parejas recién formadas, sobre todo las estadunidenses, tienden a buscar su espacio propio. No logro entender como Humpries accedió a tremendo pedido, o imposición, por parte de su esposa, sabiendo que en algún momento traería consecuencias. Este es otro indicador de que los recién casados antepusieron su trabajo en el “reality” a su privacidad, en momentos tan importantes como el inicio de su vida de pareja juntos.

Cabe indicar que durante el show las hermanas Kardashian mencionaron en diferentes oportunidades lo vehemente que es Kim con su espacio propio. Incluso previendo algunos potenciales problemas de adaptación en la pareja, ya que nunca vivieron juntos.

De otro lado, por ningún motivo cabía la idea de crear un espacio de juego para el pequeño Mason en el segundo piso, cuando sus padres, Kourtney y Scott, dormían en el primer piso en habitaciones separadas. Literalmente el área de juego del infante estuvo localizado en la puerta de Kim y Kris, causando tención sobre todo en Kris. RadarOnline indica en base a una fuente cercana a Humpries, que Scott sintió que los productores del show estuvieron provocándolo a que reaccione.

Kourtney y su relación disfuncional

Algo que me llamo la atención bastante fue la relación disfuncional que Kourtney y Scott llevan, donde claramente se percibe la tensión entre ellos, y hasta cierto punto un grado de violencia pasiva-agresiva. El hecho en si de que no comportan la misma habitación, y que ella duerma con su bebé es un indicador de que algo no marcha bien en su relación. A esto se suma el carácter impositivo de Kourtney y los desafíos en la comunicación, por decir lo menos, entre ambos.

Scott decidió terminar lo que estaba haciendo y/o retirarse del lugar a fin de evitar un conflicto mayor. Algo que él mencionó fue el grado de atención que recibe de su pareja, indicando que el 98 por ciento del tiempo se lo brinda al menor en comparación al restante 2 por ciento que recibiría él. ¿Tal vez a Scott no le llego el memo que los niños pequeños cambian todo y requieren de mucha atención?

Kris Humpries, desordenado e irreverente

En cuanto a Humpries, existieron dos aspectos que no me parecieron adecuados. Primero está el hecho que a propósito dejara su ropa tirada por toda la habitación simplemente para molestar a su esposa, a sabiendas que la mujer es ultra obsesiva con el orden y la limpieza. Esto es indicador de cierto grado de inmadurez y falta de respeto hacia su pareja, ya que lo que se debe buscar es el compromiso de ambas partes para que la relación funcione. El señor no puede galantemente imponer su desorden o premeditar cierto caos en la casa solo para fastidiar a alguien. En todo caso, si no puede manejar sus cosas personales, una empleada domestica sería la solución.

Igualmente desagradable me pareció el hecho de que Kris haya dejado escapar sus gases corporales en la cara de su cuñada Kourtney, demostrando falta de respeto por la persona afectada y por su esposa. Este comportamiento, aunque no aceptable por algunas culturas, es largamente visto en la juventud norteamericana con beneplácito, ya que “pasar gas” es considerado como un acto corporal natural e incluso divertido para algunos.

También está el hecho que la pareja forcejara por una cámara, donde se observa a Kris imponiendo su fuerza sobre Kim no de una forma violenta, pero si intempestiva. De nuevo, ¿Amor y violencia al estilo K&K?

Las hermanas Kardashian juegan con la indecencia

Algo bastante desatinado por parte de ambas hermanas, fue el meter a un hombre desnudo a su casa so pretexto de tomar clases de yoga con un grupo de amigas. Esto es una falta total de respeto al hogar, hacia sus parejas e incluso para el mejor. Kourtney pensó que este hecho era algo muy divertido y no reparó en imponer su idea sin consultar con sus cohabitantes masculinos. Kris se enfureció ante dantesco espectáculo, incluso pidiendo a su esposa que use un desinfectante en el sofá donde el furtivo profesor de yoga se había sentado. Luego procedió a retirarse del departamento indignado.

Kourtney & Kim Toman New York

Si bien es cierto Kris no tiene derecho de insultar a alguien como si fuese un bicho raro, su ira es también comprensible. Me pregunto, ¿Cómo se sentirían las hermanas Kardashian si sus parejas trajeran strippers mujeres a su hogar para mostrarse desnudas con toda naturalidad y enseñarles a bailar salsa?

Otro acto desagradable fue la colocación de un enema en el trasero de Kourtney como parte de un tratamiento en un spa. Esto no tendría mayor trascendencia de desconocerse que los fluidos saldrían de su cuerpo en algún momento y bajo cualquier circunstancia. Sin embargo, Kourtney estuvo consciente de que esto ocurriría e incluso bromeo al respecto. Lo peor fue cuando Kourtney vino a la habitación de los recién casados y se sentó en la cama, dejando sus residuos líquidos en las sabanas de Kris y Kim. A esto se debe considerar la fiesta de bienvenida que obligatoriamente tenían que atender las Kardashian. ¿Será que Kourtney también dejo sus huellas en las sillas y en la carpeta roja? ¡Enough said!

Kourtney & Kim Toman New York, el final del inicio

Lo impresionante de toda esta caótica historia es que la premier del reality show logró un rating bastante alto, alcanzando una sintonía de 3,2 millones, comparado con los 3 millones del año anterior.

Reportes indican que Kardashain usaría su reality show conjuntamente con los productores de E! Entertainment Television como una herramienta para reparar su dañada imagen, presentándola positivamente en tanto que a su (ex) esposo como un “holgazan e insensato” villano.

Cercanos a Humpries indicaron que “Kris no estuvo sorprendido que lo hicieran ver mal. El se sentirá aliviado una vez que el show haya terminado”. Mientras tanto, continúa su preparación para la próxima temporada de la NBA y de firmar un nuevo contrato con libre agente.

Agregar comentario