Anomalías del Cordón Umbilical: Primera Parte
Circular de cordón

El cordón umbilical es lo que conecta al bebé con la placenta materna que es lo que le suministra los alimentos y el oxígeno. Comienza a formase a las 5 semanas del embarazo y crece de forma progresiva hasta la semana 28.

Posee tres vasos sanguíneos, dos arterias y una vena. Las dos arterias son las encargadas de transportar los desechos hacia la placenta, que pasan a la sangre materna y son eliminados a través de los riñones. La vena, transporta oxígeno y alimentos desde la placenta hacia el bebé.

Durante el embarazo, pueden presentarse distintas anomalías del cordón, algunas de las cuales pueden producir complicaciones en el transcurso del mismo o durante el parto.

Estas anomalías son diagnosticadas muchas veces durante un ultrasonido de rutina y en otros casos tras el nacimiento del bebé al examinar el cordón.

Arteria umbilical única

Esta anomalía de causa desconocida, se produce cuando el cordón umbilical contiene solamente una arteria. Esto ocurre en, alrededor, del 1% de los embarazos de un solo bebé y en el 5% de los embarazos múltiples.

Los bebés con esta anomalía de cordón, son más propensos a padecer determinados defectos de nacimiento como:

  • Defectos del riñón y del tracto urinario
  • Anomalías cromosómicas como Síndrome de Down
  • Defectos cardiacos
  • Defectos del cerebro y de la médula espinal

En caso de que se detecte en un ultrasonido que el bebé tiene arteria umbilical única, la embarazada probablemente deberá realizarse pruebas de detección de defectos congénitos.

En general los bebés con esta anomalía de cordón no presentan defectos congénitos y su desarrollo es normal.

Quiste del cordón umbilical

Se trata de crecimientos en el cordón que pueden ser detectados durante un ultrasonido de rutina.

Ocurren en cerca de 1 de cada 250 embarazos. Pueden ser verdaderos o falsos y se asocian con defectos congénitos como ser:

  • Defectos abdominales
  • Anomalías cromosómicas
  • Defectos renales

Si se detecta un quiste en el cordón durante el ultrasonido, es probable que deban realizarse más pruebas como una amniocentesis, para descartar defectos congénitos. En la mayoría de los casos, los quistes que se detectan durante el primer trimestre desaparecen espontáneamente y el bebé no presenta ningún problema.

Circular de cordón

La circular de cordón, es cuando el cordón se enrolla una o más vueltas alrededor del cuello del bebé. Ocurre, aproximadamente, en 1 de cada 5 bebés y rara vez produce problemas.

En algunos casos, puede diagnosticarse a través de un ultrasonido. Pero posiblemente no requiera de cuidados especiales. Algunas veces puede haber frecuencia cardíaca anormal durante el parto y ser necesaria la cesárea.

Que el cordón se envuelva alrededor de otras partes del cuerpo como una mano o un pie, pero, generalmente, no constituye riesgo para el bebé.

Seguir leyendo

Puntaje: 
Sin votos aún