Foto de Amalia Rossi

Karate: filosofía de vida milenaria

El Karate es una de las más difundidas técnicas orientales de defensa personal, que posee una característica sobresaliente, nace estrictamente para defenderse, es decir, no posee movimientos de ataque. Su nombre significa: KARA, vacía; TE, mano.
Karate

"Vengo hacia ti con las manos vacías. No tengo armas, pero, si soy obligado a defenderme, a defender mis principios o mi honor, si es cuestión de vida o muerte, de derecho o de injusticia, entonces aquí están mis armas: las manos vacías". Lema del Kenpo Karate.

Como nace el Karate

Todo comenzó en los siglos V y VI antes de Cristo en la India, cuando se detectaron los primeros sistemas de lucha. Pero fue en el año 520 después de Cristo, cuando Bodhidharma, monje budista, se trasladó desde la India hacia la China para impartir enseñanzas de Budismo Zen. Según reza la leyenda, a su llegada Bodhidharma se encontró con que los monjes del templo presentaban un estado físico muy debilitado, la razón de eso eran los larguísimos periodos de meditación a los que se sometían.
Así fue que elaboró un sistema de ejercicios que combinaba, yoga, respiración y movimientos que se conocían como “Las 18 manos de Lohan” (Lohan eran los discípulos de Buda).

Los monjes rápidamente comprendieron la técnica y se apropiaron de ella, los ayudó a sentirse capacitados para defenderse de los maleantes.
Los historiadores coinciden en adjudicar al monje Bodhidharma las bases de lo que hoy conocemos como Shaolin Kung Fu, que logró alcanzar un desarrollo de estilos tan amplio como la cantidad de monjes que lo adoptaron como práctica marcial.

El gobierno del Imperio Chino persiguió a los budistas y entre los años 840 y 46, después de Cristo, saquearon e incendiaron los templos Shaolin, que luego de ser reconstruidos fueron nuevamente devastados en el transcurso de la dinastía Ming, entre los años 1368 y 1644 de nuestra era. Sólo sobrevivieron al ejército Manchu, 5 monjes budistas que se conocen como “Los Cinco Ancestros”, y que se ocuparon de recorrer la China impartiendo sus estilos de Kung Fu, de allí nacen los 5 estilos asociados a 5 animales: Grulla, Leopardo, Dragón, Tigre y Serpiente.

“Los Cinco Ancestros” emigraron a Okinawa, isla japonesa, y allí desarrollaron un nuevo estilo que recibió el nombre chino de “Te”, su traducción al español es mano.
Desde el siglo XVI hasta el XX, muchos maestros fueron desarrollando la técnica y trasladando las enseñanzas de los ancestros, pero fue en el año 1905 cuando el maestro de estilo Shuri-te, Chomo Hanashiro, empleó la palabra “Karate”, algunos de sus escritos documentan éste dato histórico.

La filosofía del Karate

La técnica de Karate Do, está concebida como un viaje rumbo a la superación individual, para lograr ese objetivo es imperioso, en primer lugar, dejar de lado los malos pensamientos, actitudes y actos, gobernados por el ego humano.
El karate no es sólo una técnica de puesta a punto física, estudio de los Kata y lucha verdadera o deportiva, sino que se centra, además, en el desarrollo humano del ser, como parte de la sociedad, además de cómo individuo. Por esto siempre debe verse al karate como una técnica, sana, limpia y sobre todo, honorable, por eso los principios básicos que transmiten los maestros a sus discípulos son esfuerzo, respeto, armonía y justicia.
Existe una lista más extensa de preceptos entre los que también se encuentran: la rectitud, la cortesía, la modestia, paciencia, imparcialidad, y muchos otros conceptos que hacen al buen ser humano individual y social.

El Karate moderno

Los más antiguos maestros de Karate mantenían una postura tradicionalista que apuntaba a hacer del Karate una técnica secreta, pero Gichin Funakoshi, introdujo el Karate en el sistema de enseñanza público. Rápidamente los más jóvenes comenzaron a practicar la técnica como una más de sus materias curriculares. Durante los primeros 20 años del siglo XX, Funakoshi, se ocupó de hacer trascender el Karate, llevándolo por todo Japón, incluso se convirtió en una técnica empleada en las guerras de colonización. Los más jóvenes miembros de las Fuerzas Armadas de Japón, tomaban las clases de Funakoshi para perfeccionar sus técnicas de lucha y supervivencia, ya que se movían en territorios muy hostiles como Vietnam, Manchuria y Corea, entre otros.

En la actualidad el Karate es un arte marcial muy popular como práctica deportiva, que sin embargo, ha mantenido sus preceptos filosóficos básicos, antes de ser un buen deportista karateca es importante ser un buen ser humano.

Sin votos aún
2 comentarios

argen zio

Foto de argen zio

qué putos los que colocan este tipo de publicidades

argen zio

Foto de argen zio

qué putos los de la publicidad

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.