Mascota para los niños

Tener una mascota en la familia cuando hay niños en la casa tiene grandes beneficios, especialmente cuando los adultos saben potenciarlos. Es fundamental explicar a los niños que una mascota no es un juguete, que es un ser vivo que requiere de cuidados, atención y respeto.

Si se tienen en cuenta los puntos antes mencionados, la convivencia de los niños con las mascotas puede aportar elementos muy beneficiosos para su desarrollo psicológico y de su personalidad.

1 Ayudan a que demuestren y expresen afecto

Una mascota en la familia, permite al niño demostrar y expresar su afecto y cariño en su cuidado y atención.

2 Favorecen la responsabilidad

Potencia la responsabilidad y madurez expresada en los cuidados que deben profesarse a la mascota y en el compromiso adquirido.

3 Favorecen la comunicación no verbal

Al relacionarse con una mascota el niño potencia y asimila las reglas de la comunicación no verbal y además desarrolla la capacidad de intuición.

4 Favorecen la confianza en sí mismos

El niño entiende que sus padres le confían el cuidado de la mascota, por lo cual se siente capaz y confiado de hacerlo bien.

5 Favorecen la tolerancia

A través de su relación con su mascota, el niño entiende las necesidades de los otros y las diferentes formas de expresarlas. Esto favorece su capacidad de tolerancia.

6 Favorecen la disciplina

El cuidado de la mascota, su alimentación, el sacarla para hacer sus necesidades, juntarlas, etc., hace que el niño se vuelva más disciplinado y organizado.

7 Fortalecen el sistema inmunológico

La convivencia con perros y gatos, preferentemente, fortalece el sistema inmunológico en los niños y previene las alergias como la rinitis o el asma.

8 Previenen el sobrepeso y la obesidad

El tener una mascota, especialmente un perro, en la familia, favorece el movimiento físico, el ejercicio al jugar y correr con él, lo que lleva a prevenir y evitar el sobrepeso y la obesidad. Además el que se le permita al niño colaborar en tareas como alimentar, asear, etc., a la mascota, estimula las habilidades motoras

9 Ayudan a que entienda mejor los procesos de la vida

Cuando hay una mascota en la casa, los niños entienden con mayor claridad los procesos de la vida, que incluyen obviamente la muerte. Esto es muy bueno para posteriormente afrontar la partida de seres queridos de la familia.

Cuando incorporar la mascota a la familia

El mejor momento para introducir una mascota en casa es después de los 3 años del niño, ya que antes éste no distingue entre un animal y un peluche. Alredor de los 4 años puede empezar a establecer una relación y ambos transformarse en compañeros de juegos.

Puntaje: 
Sin votos aún