Planchar la ropa es una de las tareas más ingratas del hogar, pero con algunos tips la misma se simplifica

Consejos de planchado

Planchar es una tarea que a la mayoría no le gusta y además hay que saber hacerlo para no estropear la ropa. Para no tener que pasar largas sesiones en el cuarto de planchado muriendo de calor, aquí van algunos consejos.

Tips para no tener que planchar la ropa

1Usar siempre suavizante líquido en los lavados

En la actualidad hay en el mercado excelentes suavizantes para ropa, algunos de los cuales incluso tienen algún plus que reduce las arrugas. Éstos disminuyen la estática, cuidan los tejidos y reducen las arrugas.

2Separar la ropa antes del lavado

Es sabido que hay que separar la ropa blanca de la de color, pero además también hay que separarla por el tipo tela y peso de las mismas. Un ejemplo es que si se colocan juntas en un mismo lavado prendas de jean o lana con sábanas o prendas pequeñas de algodón, éstas últimas resultarán muy arrugadas.

3Elegir siempre ropa que no sea de planchar

Actualmente hay muchas prendas que no requieren ser planchadas. Para corroborarlo antes de comprar, es necesario leer atentamente las etiquetas y asegurarse de la composición de los tejidos. Es preferible que sea una mezcla de poliéster y algodón para que no se arrugue, ya que si es sólo algodón de seguro se arrugará.

4No sobrecargar la lavadora ni la secadora

Sobrecargar demasiado la lavadora, además de impedir que la ropa se lave bien, hace que se arrugue más al no tener el espacio suficiente para moverse extendida. Esto sucede también en la secadora, la que además siempre produce más arrugas a la par de un consumo mayor de energía eléctrica.

5Colgar la ropa bien estirada

Nada mejor para secar la ropa que hacerlo al sol, a aire libre y bien extendido. Para que no resulte más arrugada, sacarla inmediatamente después de terminado el lavado.

6Guardar la ropa bien doblada

El guardado es una parte fundamental para evitar que la ropa se arrugue. Ni bien se la retira de la curda o de la secadora, doblarla cuidadosamente y guardarla lo más extendida, sin apretarla.

Consejos generales para un buen planchado

  • Leer atentamente la etiqueta de la prenda a planchar, para corroborar la temperatura que necesita
  • Antes de comenzar con el planchado, separar la ropa delicada que debe ser planchada a menor temperatura, de aquella que requiere de una mayor
  • Pulverizar con un spry o con la propia plancha la prenda a planchar, esto funciona muy bien, especialmente cuando la ropa es de algodón
  • Planchar siempre las prendas del lado del revés, para evitar que adquiera apariencia lustrosa y desgastada que queda al quemarse el tejido con el calor de la plancha

Agregar comentario