Es importante limpiarlas muy bien y cambiarlas con regularidad cuando están muy rayadas

Tablas de picar

La higiene en la cocina es sumamente importante para proteger a toda la familia de posibles contaminaciones, intoxicaciones alimentarías y problemas gastrointestinales. Las tablas de picar si bien parecen en primera instancia ser sólo uno más de los utensilios de cocina, son una poderosa fuente de contaminación y hay que tener muchas cosas en cuenta a la hora de usarlas.

De madera o de plástico

Las tablas de madera al ser porosas son más difíciles de limpiar y por ello la proliferación de los gérmenes es muy común. Sin embargo, con las de plástico también sucede esto, ya que con el uso se producen cortes o rayones que favorecen la presencia de éstos.

Según encontró un estudio del profesor de Seguridad alimentaria Dean Cliver, de la Universidad de California, hay menos cantidad de bacterias de salmonella en las tablas de madera que en las de plástico. La causa sería que la suciedad acumulada en las hendiduras de las tablas de plástico es prácticamente imposible de limpiar.

Según el Hospitality Institute of Technology and Management a no ser que se deje durante toda una noche una tabla de plástico en una solución con lavandina, no podrán eliminarse todos los residuos alojados en las hendiduras, los que promueven la proliferación de bacterias.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprueba los dos tipos de tabla siempre que sean correctamente limpiadas luego de usadas. Aconseja además cambiarlas con regularidad cuando tienen manchas difíciles de quitar o muchas marcas de cuchillo.

Tablas de madera dura

Lo más recomendable es que las tablas de madera sean hechas con maderas duras como haya o arce para evitar que el filo del cuchillo las marque. Además es muy importante que luego de lavarlas se las deje secar bien para evitar que proliferen las bacterias.

Usar distintas tablas para carnes, frutas y vegetales, alimentos cocidos

Es recomendable tener más de una tabla en la cocina una para cortar carnes crudas, otra para vegetales y frutas y otra para cortar alimentos ya cocidos. Esto es muy importante para prevenir la contaminación cruzada que puede ser muy peligrosa para la salud.

La higiene de las tablas

Se recomienda lavar con agua caliente y jabón las tablas luego de usadas y desinfectar periódicamente co lavandina para matar cualquier tipo de germen que pueda estar habitando en ellas. Para las de madera se puede usar un preparado con bicarbonato de sodio y limón, para ayudar a remover manchas. Para secar las tablas lo ideal es usar toallas de papel y dejar secar un tiempo al aire libre antes de guardar en la alacena.

Agregar comentario