Foto de Patricia Carambula

Infidelidad

Un concepto construido cultural y socialmente que pesa bastante en la conciencia de unos cuantos.
Infidelidad

Culturalmente, hombres y mujeres son educados para ser monógamos, es decir para tener una sola pareja. Dentro de estas sociedades lo normal es mantener una relación a la vez y mientras la misma perdura, ser fiel a esa persona, es decir, estar (sexual y emocionalmente) exclusivamente con ella.

La fidelidad es un concepto que se desprende de la idea de monogamia y ambos son construcciones culturales, según las cuales los individuos somos educados en nuestros valores, formas de comportamiento, etc.

La infidelidad podría ser definida como las relaciones sexuales o afectivas que se dan fuera de la pareja, es decir extraconyugales, cuando ambas partes se han comprometido previamente (ya sea legalmente, ante Dios o ante ellos mismos) a estar juntos con exclusividad.

Teniendo en cuenta lo dicho, que la monogamia es una construcción social y cultural, podría darse una primera explicación acerca de porqué existe la infidelidad. La fidelidad no es inherente al ser humano, de hecho el hombre es el único animal que profesa esta costumbre. Al ser un valor adquirido, una construcción, muchas veces las personas sienten la necesidad de salirse de la norma y de ser polígamas.

La cuestión base estaría entonces en que tan seguros y dispuestos están los individuos al entablar una relación de pareja y aceptar la fidelidad como un valor inherente a la misma, que incluye respeto, confianza y sinceridad. Y en caso de consentir estas condiciones, hay que estar dispuesto a respetar el compromiso adquirido, de lo contrario es preferible ser sincero con uno mismo y con el otro y no asumir un compromiso que de antemano se sabe que no se va a poder cumplir.

Tipos de infidelidad

  1. Episodio puntual de infidelidad: son episodios puntuales y aislados de infidelidad, en los que generalmente lo que prima es el sexo, la pasión y por ello se ocultan bastante fácilmente
  2. Pareja paralela: en estos casos la infidelidad se transforma en una segunda relación paralela y duradera, en la que también se establece compromiso con el amante y en general está presente la promesa de abandono a la primera pareja

Causas de la infidelidad

En el hombre

En el hombre, generalmente, la infidelidad está ligada primordialmente al sexo. Es decir, suelen buscar una vida sexual muy activa debido a aquella concepción del macho semental siempre listo, que cuanto más mujeres tiene más hombre es. Si la infidelidad se debe sólo a una razón relacionada con el sexo, lo más común es que sea algo pasajero y sin importancia.

En la mujer

En la mujer la infidelidad suele estar más bien vinculada a lo sentimental, a lo emocional. Es decir, aburridas de una relación de pareja en la que la rutina ha invadido todo y quitado espacios para el romance, buscan en una nueva relación volver a sentirse atractivas, seductoras, interesantes para alguien. Si bien en estos casos lo sexual también juega un rol importante, lo primordial es lo emocional, y por ello una infidelidad femenina puede resultar más riesgosa ya que puede transformarse en una nueva relación que suplante y sustituya a la anterior en todos los aspectos.

Signos de infidelidad en el hombre y en la mujer

En el hombre

El hombre infiel es bastante más predecible que la mujer, no sabe mentir, no suele ser muy cuidadoso, por ello comparativamente es más sencillo descubrir una infidelidad masculina.

  • Regresa a la casa más tarde que de costumbre
  • Hace y recibe llamadas secretas
  • Se vuelve más cuidadoso con su aspecto, la elección de su ropa, etc.
  • Sale mucho más de lo habitual con amigos
  • Tiene un cambio abrupto en sus gustos
  • No se muestra interesado en tener sexo con su pareja
  • Tiene un gasto excesivo e injustificado de dinero
  • Cada vez busca más motivos para no estar en su casa

En la mujer

Es mucho más difícil descubrir la infidelidad de una mujer, ya que suele ser más cuidadosa, discreta y mentir mucho mejor que los hombres. Además a éstos últimos debido a su enorme ego, les será mucho más complicado reconocer, aunque sea la mera posibilidad de que están siendo engañados.

  • Aumento de las salidas con amigas
  • Alegría repentina e inexplicable
  • Aumento del interés por el aspecto personal. Comenzar a arreglarse y comprarse ropa
  • Falta de deseo sexual con la pareja
  • Indiferencia frente al fracaso de la pareja
Su voto: Ninguno Promedio: 4 (3 votos)
1 comentario

Anónimo

Foto de Anónimo

Estoy de acuerdo en algunas cosas, pero deberias informarte por lo que respecta a la afirmación de que el hombre es el único animal fiel.

Quizás debieras decir el único animal mamífero fiel, puesto que hay animales que practican la monogamia de forma natural y no impuesta por ninguna sociedad de animales.

  Publicar comentario
Se mantendrá en privado.
Image CAPTCHA
Ingresa los símbolos y/o letras mostradas en la imagen.