A qué decir NO en la sala de partos
Sala de parto

Es muy importante que la embarazada conozca a fondo sus derechos y todo aquello que está asociado con el parto y el nacimiento de su bebé para que todo salga correctamente. Hay algunas cosas que debe saber, para poder decir NO, en caso de que surjan en el momento algunas de estas cuestiones.

1

Parto temprano

Lo ideal es esperar hasta la semana 39 para que nazca el bebé, ya que esto reporta importantes beneficios para su salud. Le ayuda a crecer, desarrollarse y reduce las posibilidades de una depresión postparto. Dependiendo de cada caso, el médico evaluará los riesgos – beneficios de adelantar el parto o esperar el tiempo recomendado.

2

Monitoreo electrónico permanente

El monitoreo electrónico continuo está indicado en los siguientes casos: Inducción del parto, parto vaginal tras una cesárea, anestesia epidural. En otros casos no es necesario e impide a la mujer poder moverse libremente e incluso en algunos casos puede detener el trabajo de parto y conducir a una cesárea.

3

Inducir el parto si razones médicas

Cuando se induce el parto sin una razón médica y el bebé y la madre no están listos, hay más riesgos de que surjan complicaciones, se tenga que realizar una cesárea y que las contracciones sean dolorosas.

4

Epidural anticipada

La anestesia epidural se usa para bloquear el dolor de las contracciones durante el parto. Pero si ésta se pone muy tempranamente o se usan dosis altas, puede pasar que la mujer no sienta el deseo de pujar y se frene el trabajo de parto.

5

Ruptura de membranas

Muchas veces los médicos rompen las membranas para que las contracciones sean más fuertes y se acelere el trabajo de parto. Sin embargo, esto no siempre funciona y puede traer complicaciones.

6

Episiotomia

La episiotomia se realizaba para agrandar la abertura de la vagina y facilitar la salida del bebé. Pero no siempre es necesaria, ya que la recuperación posterior es más larga y dolorosa.

7

Cesárea para un parto de bajo riesgo

La cesárea es una importante cirugía que debe evitarse siempre que sea posible. Si médicamente no es necesaria, lo ideal es optar por el parto vaginal.

8

Cesárea para los partos futuros

Tras una cesárea no es estrictamente automático que el próximo parto también deba ser por cesárea. En muchos casos, un parto vaginal tras una cesárea es posible y exitoso.

9

Esperar para amamantar

A menos que el bebé requiera atención de urgencia por alguna complicación, suele colocarse inmediatamente después de nacido sobre el pecho de su madre para que comience a mamar. Si esto no sucede, la flamante mamá puede pedir a los médicos que lo hagan, así el recién nacido estará más calentito, protegido y comenzará a formarse el vínculo madre – hijo.

La embarazada pueda conversar previamente todas estas cosas con su médico y así poder negarse durante el trabajo de parto, para que el comienzo junto a su bebé sea más saludable.

Puntaje: 
Sin votos aún