El bebé nace dentro del saco amniótico intacto, tal y como estaba dentro del útero materno

Parto velado

Un parto velado es el nacimiento de un bebé con el saco amniótico intacto, sin romperse. El bebé nace dentro del saco amniótico, rodeado de líquido amniótico, tal y como estuvo dentro del útero materno durante todo el embarazo. Es muy poco frecuente, se da en 1 de cada 80.000 partos.

Lo más común es que cuando la mujer empieza el trabajo de parto, la membrana se fisure y se produzca lo que se conoce como la rotura de la bolsa o la fuente, que es lo que anuncia la proximidad del parto. Pero esto no siempre ocurre de esta forma, en algunos casos la mujer no rompe la bolsa sino hasta horas después de comenzado el trabajo de parto e incluso hay veces que la partera es quien tiene que romperla con la ayuda de un instrumento con punta que es introducido por la vagina hasta la bolsa.

El parto velado puede ocurrir cuando el nacimiento es por cesárea o por parto vaginal. Sin embargo, es más común que se de durante éste último, ya que en la cesárea es más probable que se rasgue la bolsa amniótica si es que aún no se rompió de forma natural.

El parto velado no supone ningún riesgo ni para el bebé, ni para la mamá, pero la partera o el médico tienen que romper de forma artificial la bolsa para cortar y pinzar el cordón y que el bebé comience a respirar por la nariz.

Sólo algunos médicos ginecólogos han tenido la posibilidad de presenciar este tipo de partos alguna vez durante su carrera profesional y todos coinciden en que es extremadamente emocionante ver al bebé tal y como estaba unos segundos antes en el vientre materno.

Curiosidades del parto velado

Hay varias formas populares de llamar al parto velado: Con manto de la virgen, enmantillado, con toquilla.

Este tipo de parto está rodeado de múltiples leyendas. Antiguamente se decía que los bebés que nacían con el saco amniótico intacto, poseerían poderes especiales o iban a tener mucha suerte en la vida. El emperador romano Antonius Diadumenianus del siglo III fue llamado con ese nombre a causa de haber nacido dentro de la bolsa. Sin embargo, no tubo muy buena fortuna, ya que fue asesinado muy joven. Por su parte, Ambroise Paré, cirujano francés, considerado el padre de la cirugía moderna, explicó en su tiempo que los bebés que nacen con el velo amniótico es porque han tenido un parto fácil, mientras que los que no, han tenido uno doloroso y largo. Por lo cual los primeros han llegado al mundo con buen pie.

Agregar comentario