Parálisis cerebral
Fotocortesía de cerebralpalsylegs.net

La parálisis cerebral es un conjunto de trastornos que pueden comprometer las funciones cerebrales y nerviosas, como ser la audición, el movimiento, la visión, el aprendizaje y el pensamiento.

La causa son lesiones o anomalías del cerebro, que se dan generalmente mientras el bebé crece dentro del útero o durante sus primeros 2 años de vida, en tanto su cerebro está desarrollándose.

En algunos casos, partes del cerebro se lesionan como consecuencia de bajos niveles de oxígeno en, pero se desconoce la causa.

Los bebés prematuros presentan mayor riesgo de parálisis cerebral, aunque puede presentarse al principio de la lactancia como consecuencia de afecciones como:

Síntomas

Los síntomas pueden ser:

  • Comprometer un lado sólo del cuerpo o ambos
  • Se muy leves o muy severos
  • Ser más pronunciados en los brazos o en las piernas o afectar tanto unos como otras

Los síntomas regularmente se observan antes de los 2 años y hay casos en los que comienzan a los 3 meses. Los padres pueden comenzar a ver cierto retrazo en la capacidad de desarrollo.

Hay diversos tipos de parálisis cerebral: Espástica, discinética, hipotónica, y mixta y algunos niños presentan una mezcla de síntomas.

Los síntomas de la parálisis cerebral espástica, que es el tipo más frecuente incluyen:

  • Marcha anormal: Brazos hacia adentro, rodillas que se juntan, caminar sobre los dedos o movimientos de tijeras con las piernas
  • rigidez en las articulaciones y falta de apertura en las mismas
  • Tensión y falta de estiramiento en los músculos. Con el tiempo pueden tensionarse más aún
  • Los síntomas pueden afectar un brazo una pierna, ambas piernas, ambos brazos o sólo un lado del cuerpo

En otros tipos de parálisis pueden presentarse los siguientes síntomas:

  • Temblores
  • Pérdida de la coordinación
  • Movimientos anormales de manos, pies, brazos o piernas, que empeoran durante períodos de estrés
  • Inestabilidad durante la marcha
  • Flojera músculos, sobre todo en reposo y articulaciones que se mueven mucho alrededor

Otros síntomas cerebrales y del sistema nervioso abarcan:

  • Problemas del habla
  • Convulsiones
  • Disminución de la inteligencia o dificultades en el aprendizaje con una inteligencia normal
  • Problemas de visión y audición
  • Dolor (especialmente en adultos)

Síntomas en la alimentación y digestión

  • Problemas de deglución
  • Dificultad para succionar los bebés, problemas para masticar y tragar los niños y adultos
  • Vómitos o estreñimiento

Otros síntomas incluyen:

  • Crecimiento anormal (más lento
  • Incontinencia urinaria
  • Incremento del babeo
  • Respiración irregular

Tratamiento

La parálisis cerebral no tiene cura. El tratamiento tiene como objetivo fundamental, ayudar a la personas con este trastorno a ser lo más independientes que sea posible, aliviar los síntomas y prevenir las complicaciones.

Pronóstico

La parálisis cerebral es un trastorno que no tiene cura y que puede requerir de mayores cuidados a largo plazo. Si bien el trastorno no afecta la expectativa de vida, sí la calidad de la misma.

Muchos adultos socializan con ayuda o de manera independiente. Pero los casos más severos, pueden requerir la internación en alguna institución.

Complicaciones

  • Oclusión intestinal
  • Lesiones por caídas
  • Neumonía por asfixia
  • Disminución en las habilidades de comunicación
  • Escoliosis
  • Osteoporosis
  • Dislocación de la cadera y artritis en la articulación de la cadera
  • Contracturas en las articulaciones
  • Desnutrición
  • Disminución de la capacidad intelectual
  • Crisis epiléptica
Puntaje: 
Sin votos aún