Fumadores pasivos
Foto cortesía de kagyepong

¿Qué es ser fumador pasivo?

Es aspirar pasivamente el humo del tabaco que generan otros, que contiene cerca de 4.000 sustancias químicas causantes de múltiples enfermedades respiratorias, 40 de las cuales son además cancerígenas (nicotina, alquitrán y monóxido de carbono). La Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos clasificó al humo de tabaco emitido por los fumadores como: Sustancia cancerígena tipo A. Estar expuesto pasivamente al humo del cigarro es, aparentemente, más perjudicial que fumarlo directamente.

Consecuencias negativas del humo del tabaco en la salud infantil:

  • En el feto
    • Bajo peso al nacer mayor probabilidad de nacimiento antes de tiempo (prematuros)
    • Los órganos de estos fetos son más pequeños, sobre todo los pulmones
    • Mayores probabilidades de enfermedades futuras
  • En el niño
    • Aumenta el riesgo de que contraer infecciones de oído
    • Aumenta el riesgo de bronquitis, neumonía y otras enfermedades respiratorias (un estudio publicado en The Journal of the British Thoracic Society, informó que los bebés de madres fumadoras tenían un riesgo un 72% mayor de contraer enfermedades respiratorias y un informe del Real Colegio de Médicos respaldado por el Centro de Estudios del Reino Unido para el Control del Tabaco, que respirar pasivamente el humo del tabaco, causa anualmente 20.00 casos nuevos de infecciones de las vías respiratorias en niños)
    • Los niños fumadores pasivos son más propensos a las alergias (según un estudio realizado por investigadores del instituto de Karolinska, Estocolmo, los niños fumadores pasivos son un 28% más vulnerables a las alergias que los que no han estado expuestos al humo del tabaco) y al asma (un estudio efectuado en California demuestra que el asma infantil puede estar directamente relacionada con ser el fumador pasivo y otro del real Colegio de Médicos que cuenta con el respaldo del Centro de Estudios del Reino Unido para el Control del Tabaco, señala que anualmente causa 22.600 casos nuevos de asma)
    • Los niños fumadores pasivos son más proclives a sufrir complicaciones ante una anestesia general
    • El riesgo de sufrir meningitis o de muerte súbita se duplica en los casos de niños fumadores pasivos
    • Los niños fumadores pasivos tienen a largo plazo mayor riesgo de contraer cáncer de pulmón, de mama, apoplejía (tienen un 80% más de riesgo de padecer ataques de apoplejía que los que no han estado expuestos al humo de tabaco) y problemas cardiovasculares (se dobla el riesgo de ataque cardíaco)
    • Ser fumador pasivo en la niñez, incrementa en un 90% el riesgo de ser fumador de adulto

    Los niños no deberían jamás estar expuestos a los efectos nocivos del humo de tabaco, solamente deberían respirar aire libre de contaminación, pero mientras los intereses económicos y comerciales estén en medio, difícilmente primen los intereses de la salud pública, y se tomen medidas gubernamentales para prohibir fumar en los espacios cerrados. Por ello, debe recaer la responsabilidad absoluta en los padres y adultos de proteger a sus niños de los daños del humo del cigarrillo.

    La asociación Child Health Foundation ha lanzado una campaña denominada Children of parents who smoke, get to heaven earlier (Los hijos de los padres que fuman, llegan al cielo más rápido) que demuestra los nocivos efectos que el humo del tabaco causa en los niños y como éste es el causante de miles de muertes infantiles.

    El siguiente video colgado en YouTube reafirma con imágenes todo lo que se ha dicho en palabras.

    Puntaje: 
    Sin votos aún