Quinceanera

En América Latina es costumbre festejar los 15 años de las niñas con una fiesta especial, ya que se considera que es el paso al comienzo de la madurez. La fiesta de 15 comienza a planificarse prácticamente un año antes. En lo que refiere a la organización, los detalles, el gasto, etc., puede compararse con una boda. Al igual que en una boda el vestido de la quinceañera es de suma importancia, similar al de una princesa, de falda amplia y larga, aunque actualmente las tendencias han cambiado bastante.

    Fiesta de quince en México

    En la mañana de la fiesta de quince, la casa de la quinceañera es adornada con una estrella de flores naturales en la puerta. El automóvil que traslada a la muchacha y salón donde se realiza el evento, también se decora con flores o cintas de colores.

    Antes de la fiesta se suele realizar una sesión de fotografías en algún escenario natural o lugar, edificio palaciego o estudio.

    La fiesta da comienzo con el baile del vals que la joven baila primero con su padre, luego con sus hermanos y demás varones de la familia y amistades.

    Posteriormente se realiza un baile sorpresa con los chambelanes (nombre que se le da al cortejo de jóvenes que la acompañan), la comida y el pastel de cumpleaños.

    Para finalizar la fiesta, la joven reparte souvenirs entre los invitados como motivo de recuerdo de ese día tan especial.

    Fiesta de quince en Perú

    En Perú la tradición marca que la quinceañera lleve un vestido y la acompañe solamente un chambelán. Un cortejo integrado por 12 jóvenes hace un tradicional cruce de espadas formando un arco por el que pasa la cumpleañera a la medianoche.

    Luego viene el vals y un discurso de los padres.

    El pastel de cumpleaños está rodeado por cintas de colores que a la hora de cortarlo son desatadas por la quinceañera con la ayuda de sus amigas.

    Dos pavos adornan la mesa principal y los padrinos se los llevan una vez finalizada la fiesta.

    Fiesta de quince en Uruguay, Argentina y Paraguay

    En estos países al igual que en los demás de América Latina, la fiesta de quince se celebra en un salón que se decora especialmente para la ocasión. El evento comienza con la entrada de la quinceañera de alguna manera llamativa, ya sea con una música especialmente elegida (tradicionalmente se usó mucho tiempo es el tema del músico griego Vangelis compositor de la canción del filme Carros de fuego) y con un cortejo de 15 niñas y 15 varones (esta tradición ha ido cambiando con el paso de los años). Luego prosigue el vals bailado junto a su padre primero y demás varones y hombres invitados a la fiesta.

    Las fotos en las mesas con todos los invitados. El baile con diferentes estilos y ritmos musicales. Inclusive es común la presencia de bandas o grupos musicales en vivo.

    Los invitados alternan la comida, la bebida, los sociales y el baile. Se arman grandes círculos donde todos danzan y muchas veces la festejada queda en el centro para demostrar sus dotes como bailarina. La música suele ser alegre e incitar constantemente a los invitados a moverse y divertirse.

    La hora de la torta, que es cuando alrededor del pastel se le canta a la joven el feliz cumpleaños con canciones alusivas a los 15 como ser: 15 Primaveras del Trío San Javier o el tema de la novela mexicana de 1987 Quinceañeras.

    Para finalizar la cumpleañera entrega, generalmente, a los invitados un recuerdo de la fiesta.

    Fiesta de quinde en Republica Dominicana y Cuba

    En estos países la celebración de los 15 años de las jóvenes es muy importante. Y el acento está colocado en los acompañantes: Son 14 parejas que sumadas a la cumpleañera y su compañero forman el 15. Las coreografías, los bailes y el espíritu festivo y alegré, obviamente, prima en estos países caribeños.

    Fiesta de quince en Venezuela, Colombia y Ecuador

    Las celebraciones de 15 de las jóvenes en casi todos los países de América Latina comparten similitudes.

    En Ecuador una diferencia es que el vestido de la cumpleañera debe ser rosa y de ahí viene el nombre de la fiesta de quince como la fiesta rosada.

    En Venezuela y Ecuador se realizan rituales que representan el fin de la infancia y el comienzo de la vida de mujer. Como símbolo de esto, el padre se aproxima a la joven y ante la presencia de todos los invitados cambia sus zapatos bajos por unos de tacón.

    Otra simbología en referencia al fin de la infancia e inicio de la juventud es que suelen obsequiarle un último juguete, generalmente un peluche.

    Otra característica de estos lugares es que suele acompañar a la cumpleañera un cortejo de jóvenes amigas de la misma y alumnos de escuelas militares. El número de acompañantes varía entre 12 y 24.

    Fiesta o viaje

    Si bien es tradición la fiesta e quince, en muchos casos se les da la opción de elegir a las quinceañeras entre la fiesta o un viaje. Hay muchas empresas de viajes y turismo que ofrecen paquetes especiales para 15 y los principales destinos son Miami, Orlando, Europa, entre otros.

Puntaje: 
Promedio: 5 (2 votos)