Párpados, codos, cabello, rodillas…

En general cuando se habla de envejecimiento en lo primero que se piensa es en el rostro. Sin embargo, éste no es el único, ni el primero en envejecer. Además en la actualidad, con la gran cantidad de tratamientos antienvejecimiento que existen para el rostro, suele tener una apariencia más fresca que otras zonas en las que no se repara tanto.

1

Manos

Son una de las partes del cuerpo que se encuentran más expuestas a todo tipo de agentes nocivos: El sol, el frío, el aire, los productos de limpieza, etc. Es en donde además se puede descubrir la edad real de una persona, ya que no admiten ningún tipo de cirugía estética de rejuvenecimiento. Por ello, la única forma de mantenerlas jóvenes, es cuidarlas desde siempre usando protector solar siempre que se esté expuesta al sol y humectarlas con frecuencia.

2

Rostro

El rostro al igual que las manos está muy expuesto a todo tipo de inclemencias temporales y ambientales. A ello se agregan agentes nocivos como el tabaco, por ejemplo, el insomnio, entre otros. Pero la diferencia con las manos, radica en que para el rostro hay muchos procedimientos de rejuvenecimiento entre ellos: La cirugía.

3

Párpados

Los ojos son una de las partes del rostro donde más se evidencia el paso del tiempo. Y los párpados, a medida que pasan los años, pierden tonicidad, se hacen débiles y dejan de manifiesto el inevitable proceso de envejecimiento. Una forma de atenuarlo, es descansar bien, no fumar, beber bastante agua y limitar el consumo de sal.

5

Cuello

La piel de esta zona es mucho más fina y débil que la del resto del cuerpo y en general está tan expuesta como la del rostro y manos. Para evitar que el cuello se vea envejecido, una medida importante es aplicar en él los mismos cuidados que se le dan a la cara.

6

Codos

El estrés, el sol, el tabaco y la falta de hidratación son algunos de los factores que envejecen prematuramente los codos. En general, esta parte del cuerpo queda totalmente relegada de las rutinas y tratamientos de belleza cotidianos. Para evitar que se resequen y arruguen, es importante exfoliarlos con frecuencia y humectarlos a diario.

7

Rodillas

Las rodillas pierden elasticidad con mucha facilidad y además al igual que los codos, también se resecan y arrugan. El ejercicio físico para mantener la piel de la zona tonificada, la hidratación y humectación son fundamentales.

8

El cabello

El cabello al igual que el resto del cuerpo sufre el paso del tiempo y las canas no son la única señal. Se modifica la textura, se debilita, pierde brillo y se vuelve más quebradizo.

Agregar comentario