Horóscopo Chino - Caballo
Foto cortesía de Eduardo Amorim - Flickr.com

¿Cómo son los Caballos?

Su carácter es muy libre, independiente, sumamente aventurero. Dotados de gran elocuencia, los caballos poseen un espíritu muy expansivo, siempre están alerta.
Tienen una gran energía, que los lleva siempre de acá para allá, necesitan constante actividad y aman los viajes.

No han sido bendecidos con el don de la paciencia, sino todo lo contrario, son muy impacientes e impulsivos, el don que si poseen es el de la voluntad, además de contar con una presencia imponente que hace que todos los noten donde quiera que vayan.
Son muy autosuficientes, eso hace que a veces pasen por seres insensibles, pero internamente suelen sentirse perdidos y hasta inferiores. Su impulsividad les juega malas pasadas, necesitarán controlarla si desean alcanzar sus metas.

Son de mente rápida, muy sociales, cálidos, con gran poder de seducción, adoran las fiestas, el ruido, no toleran el silencio.
A veces pueden ser despiadados con las personas que no hagan o consigan lo que ellos esperan del otro, muchas veces esto genera conflictos, y que los demás les pierdan el respeto. Sin embargo, ellos no dan en la misma medida en la que exigen.
Pueden ser un tanto distraídos, aunque toman la iniciativa para comenzar proyectos que, desde luego, deberán llevarse a cabo según sus directivas, ya que saben promocionar muy bien sus cualidades.

Escatiman tiempo y energía, pero no dinero, son excelentes improvisadores, necesitan siempre estar estimulados, gastando energía, a veces son un tanto bipolares, pasan de la felicidad total, a la más profunda depresión. Por su impaciencia no toleran las vueltas y las intrigas, si necesitas decirles algo sólo hazlo de forma clara y concreta.
Pueden ser mentirosos, de forma piadosa, huyen de quienes quieran aconsejarlos y pueden ser muy hirientes con sus palabras.
Son caballos aquellos nacidos en los años: 1918, 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002.

El Caballo y el Trabajo

Los caballos necesitan una actividad estimulante, de lo contrario no rendirán bien. Les gusta la competencia, son bastante ambiciosos. Son buenos empleados, eficientes, inteligentes y con un gran sentido de la responsabilidad.
Son afortunados, pero también trabajan mucho, esto los hace ganar buen dinero, pero no son grandes administradores. Son muy ordenados, organizados, capaces de trabajar horas y horas hasta ver la tarea concluida, su energía no se termina nunca, ni siquiera una enfermedad es capaz de alejarlos del camino a seguir en la conclusión de sus objetivos. Si bien son impulsivos se toman la actividad con relativa calma a la hora de saltar obstáculos.

Su sentido competitivo los hace excelentes deportistas, su espíritu aventurero los lleva a actividades como inventar cosas o explorar. Como son muy sociales y locuaces se les dan muy bien las actividades recreativas, las relaciones públicas y como todos los seres ordenados, la gestión es lo suyo. Poseen gran habilidad manual y por lo tanto serán también buenos artesanos, ingenieros, constructores. Su amor por los viajes suele vincularlos con actividades de comercio exterior.

El Caballo y el Amor

Para el caballo la amistad no es algo tan valioso o necesario, de modo que confía en sus amigos a medias tintas, así como los deja de lado, para volver cuando se le antoje.
Los caballos son muy sensuales, seductores, apasionados y súper atractivos, se enamoran cada cinco minutos y así de fácil se desenamoran. Viven relaciones pasionales y conflictivas. Por su afán de libertad es muy difícil que anclen en un lugar, recién de adultos pueden llegar a hacerse cargo de responsabilidades como un hogar y una familia.

Si amas a un caballo no pretendas encerrarlo, no te metas nunca en su vida privada, lo detesta. Si bien cuida a su familia, lo hace de forma muy particular, deben respetarlo, son porfiados, intolerantes con los otros. Cuando se enfrentan a una ruptura de pareja sufren profundamente, pero jamás aceptarán la parte de culpa que les toca. Aunque enamoradizos, suelen ser fieles, nunca los dejes en evidencia, no toleran ser humillados.

Compatibilidad

Mayor Compatibilidad Con: Tigre, Perro, Cabra
Menor Compatibilidad Con: Rata, Buey

Los Caballos y sus elementos

Metal

Alcanzan grandes niveles de popularidad en los círculos que frecuentan, aunque se van de boca con facilidad, su impulsividad desata tempestades a su alrededor. Dotados de una gran intuición, su inteligencia es productiva y por su gran actividad parecen capaces de estar en un sinfin de lugares a la vez.

Agua

Muy buenos negociantes, se adaptan con facilidad a los cambios que puedan suceder a su alrededor. Su magnífica inteligencia, los ayuda a mantener a su favor cualquier situación o circunstancia que pueda ser desfavorable.

Madera

El más tranquilo de los caballos, muy razonable, aunque como todo caballo, indomable. Abiertos a los cambios y el progreso, poseen una gran facilidad para adaptarse a las modernizaciones de los tiempos que corren.

Fuego

Buscan constantemente cambiar el entorno en el que viven. Con su gran capacidad intelectual y magnetismo arrollador, transforman la realidad, derriban obstáculos y tienden puentes que ayudan a la comunicación entre los seres humanos.

Tierra

Estos son los caballos con mejor sentido del humor. Para ser caballos, son bastante lentos y con un ímpetu controlado. Estudian y piensan bien sus actos antes de realizarlos. Antes de emprender cualquier cosa se aseguran de que todo esté bajo control. Son astutos y previsores, aunque pueden ser un poco caprichosos.

Puntaje: 
Sin votos aún