Dificultad respiratoria neonatal

Este síndrome es observado más comúnmente en bebés prematuros, como consecuencia de que sus pulmones no han madurado los suficiente.

La principal causa es la falta de una sustancia protectora, llamada surfactante o agente tensioactivo, que contribuye a la inflación de los pulmones con aire, impidiendo que los alvéolos colapsen. Dicha sustancia, generalmente, aparece en pulmones que están desarrollados por completo.

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal puede ser consecuencia de problemas genéticos con el desarrollo pulmonar.

La mayoría de los casos, aparece en bebés que nacen antes de las 37 semanas y cuanto menos desarrollados estén los pulmones, mayores serán las probabilidades de que se presente el síndrome.

Otros factores de riesgo abarcan:

Síntomas

En general los síntomas se presentan a los pocos minutos del nacimiento, pero es probable que no sean observados sino hasta varias horas después. Los síntomas pueden incluir:

  • Apnea: Breve detención en la respiración
  • Ronquidos
  • Respiración acelerada
  • Movimiento respiratorio inusual: Los músculos del tórax se retraen con la respiración
  • Cianosis: Color azulado de la piel y membranas mucosas
  • Reducción del gasto urinario
  • Aleteo nasal
  • Dificultad respiratoria y sonidos roncos al respirar
  • Respiración poco profunda

Tratamiento

Los bebés prematuros o que tienen riesgo elevado de desarrollar la afección, deben ser atendidos por un equipo médico de especialistas en problemas respiratorios.

Los bebés reciben oxígeno húmedo y caliente. En algunos casos se utiliza respirador, pero éste puede causar daño en el tejido pulmonar, por lo cual, generalmente, se evita el uso. Los bebés que necesitan usar respirador son los que presentan:

  • Altos niveles de dióxido de carbono en las arterias
  • Bajo ph en la sangre
  • Bajo nivel de oxígeno en las arterias
  • Pausas repetidas en la respiración

El tratamiento llamado presión positiva continua en la vía aérea puede evitar el tener que recurrir al respirador. Consiste en un dispositivo que lleva aire dentro de la nariz para que las vías respiratorias se mantengan abiertas.

Los bebés con síndrome de dificultad respiratoria neonatal requieren un cuidado especial que puede incluir:

  • Manipulación suave
  • Cuidadoso manejo de líquidos y nutrición
  • Ambiente calmado
  • Mantener una temperatura corporal ideal
  • Inmediato tratamiento de infecciones

Pronóstico

El síndrome de dificultad respiratoria neonatal, se agrava durante los 2 a 4 días posteriores al nacimiento y generalmente mejora paulatinamente. Algunos casos severos de la afección terminan con la muerte y cuando ocurre, sucede entre los 2 y 7 días.

Pueden presentarse algunas complicaciones a largo plazo como consecuencia de:

  • Exceso de oxígeno
  • Cuando el síndrome de dificultad respiratorio se agrava, puede causar inflamación que produce daño cerebral o pulmonar
  • Presiones altas sobre los pulmones
  • Períodos en los que el cerebro u otros órganos no recibieron oxígeno suficiente

Complicaciones

Puede acumularse aire o gas en:

  • El neumotórax (espacio que rodea los pulmones)
  • Neumopericardio (área entre el corazón y el saco que lo envuelve)
  • Neumomediastino (el espacio en el tórax entre los pulmones)

Otras complicaciones pueden abarcar:

  • Hemorragia intracrebral (hemorragia intraventricular del recién nacido)
  • Coágulos de sangre a causa de un catéter arterial umbilical
  • Retraso en el desarrollo mental y discapacidad intelectual asociada con sangrado y/o daño cerebral
  • Hemorragia intrapulmonar
  • Displasia broncopulmonar (problemas con el desarrollo y crecimiento del pulmón)
  • Retinopatía de la prematuridad (problemas en el desarrollo ocular y ceguera)
Puntaje: 
Sin votos aún