Fibroadenoma de mama

Se trata de un tumor no canceroso (benigno), redondo y sólido en las mamas, compuesto de tejido glandular y estructural. Es el tipo más frecuente de tumor en mujeres de menos de 30 años y es más común entre las de raza negra, quienes son más propensas a desarrollar fibroadenomas a menos edad.Tienen una textura gomosa y se mueven con facilidad.

Síntomas

Los fibroadenomas en general afectan a una sola mama, pero entre el 10 y el 15% de los casos las protuberancias pueden aparecer en las dos mamas.

Estos tumores pueden tener las siguientes características:

  • Movibles con facilidad bajo la piel
  • Indoloras
  • Firmes
  • Elásticas
  • Poseen bordes bien definidos y lisos
  • Pueden aumentar su tamaño, especialmente, durante el embarazo
  • En general se vuelven más frecuentes después de la menopausia, si la mujer no está recibiendo tratamiento hormonal

Exámenes de diagnóstico

Luego de una cuidadosa exploración física, se realizan uno o los dos estudios siguientes:

  • Mamografía
  • Ecografía de mama

También puede ser necesaria una biopsia para tener un diagnóstico más concluyente. Las biopsias de mama pueden ser:

  • Biopsia de mama con ultrasonido
  • Biopsia abierta de mama
  • Biopsia estereotáctica de la mama

Tratamiento

Un fibroadenoma puede extirparse o dejarse dependiendo de algunos factores. Para extirparlo se toman en cuenta las siguientes cosas:

  • Resultados anormales en las biopsias
  • Preocupación por cáncer
  • Dolor u otros síntomas

Cuando el tumor no es extirpado, el médico debe controlarlo para ver si se producen cambios como aumento de tamaño o modificaciones de algún tipo. Para ello, se utilizan los siguientes exámenes:

  • Exploración física
  • Mamografía
  • Ecografía

Pronóstico

  • Las mujeres con fibroadenoma presentan un riesgo un poco mayor de cáncer de mama a lo largo de su vida
  • Los tumores o protuberancias que no son extirpados, deben ser controlados regularmente a través de exámenes físicos e imagenológicos y seguir las indicaciones médicas

Complicaciones

  • Cuando el tumor se deja y tras la vigilancia se nota que crece o cambia, puede ser necesario extirparlo
  • Es muy poco frecuente que este tipo de tumores serán cancerosos y en caso de serlo, puede ser necesario tratamiento adicional

En las mujeres de más de 35 o 40 años, la mamografía es la mejor herramienta para prevenir y controlar este tipo de tumores benignos y obviamente también los malignos.

Puntaje: 
Sin votos aún