Ovulación
¿Como determinar mi dia fertil?

El período fértil del ciclo menstrual femenino, es el momento en el que se produce la ovulación y la mujer puede quedar embarazada. Es el proceso mediante el cual un óvulo maduro es liberado por el ovario, fecundado en la trompa de Falopio por un espermatozoide masculino y dirigido al útero donde continuará su desarrollo. Muchas mujeres no tienen ni idea en qué momento ovulan y cuando quieren concebir, profundizan en el tema. Mientras otras declaran sentir señales físicas. De una forma u otra, toda mujer que desee quedar embarazada deberá conocer como funciona su ciclo menstrual, en función de ello cuándo se produce la ovulación y así calcular su día fértil. Para que se produzca la concepción, deben mantenerse relaciones sexuales durante los 2 o 3 días previos a la ovulación y durante las 24 horas posteriores a la misma. Esto se debe a que los espermatozoides viven dos o tres días dentro del cuerpo de la mujer y el óvulo 24 horas. Para ello hay que tener una noción aproximada de cuándo se produce la ovulación. El problema es que no todas las mujeres tienen ciclos menstruales regulares, lo cual dificulta el conocer con exactitud cuándo se produce la ovulación. Una manera de calcular cuáles son los días fértiles en un ciclo menstrual de 28 días, es contar 14 días luego del inicio del mismo y en general ese es el de la ovulación. Pero esa es sólo una de las maneras de calcular la ovulación y existen diversas formas de hacerlo. Por un lado están las naturales que corresponden a señales físicas que el cuerpo de la mujer manifiesta como ser:
  • Cambios en el flujo vaginal
  • Aumento de la temperatura basal
  • Aumento de la libido
  • Molestias en el bajo vientre
  • Molestias en los senos
Y por otro métodos un tanto más complejos denominados tests de ovulación (se consiguen en farmacias) que determinan en qué momento del ciclo se produce ésta. Entre ellos están:
  • La observación microscópica de la saliva o flujo vaginal
  • Y la prueba que detecta el aumento de la hormona luteinizante (LH)
Los métodos naturales en general son efectivos para aquellas mujeres que tienen un ciclo menstrual regular, en tanto los test suelen ser útiles para las que son muy irregulares.

Cambios en el flujo vaginal o moco cervical

Durante el ciclo menstrual el flujo vaginal sufre una serie de modificaciones. A medida que se aproxima la ovulación, aumenta la cantidad de flujo y su textura se torna espesa y blanquecina a causa del incremento en el nivel de estrógeno. Cuando faltan pocos días para que se produzca, se vuelve más transparente y líquido (semejante a la clara de huevo).
El momento más fértil del ciclo es cuando este flujo empieza a desaparecer, ahí es que el ovario libera al óvulo maduro

Aumento de la temperatura basal

Luego que se produce la ovulación, la temperatura corporal aumenta a causa de la producción de progesterona. Este aumento sirve como parámetro para determinar con exactitud el día de ovulación. Este método sirve para aquellas mujeres que tienen ciclos regulares, ya que calcula el día de la ovulación, una vez que ya se produjo. Por lo cual es útil para estudiar el comportamiento del ciclo menstrual durante algún tiempo y proceder en consecuencia. Consiste en tomarse la temperatura (debajo de la lengua o en el recto) con el mismo termómetro, el primer día de la menstruación, diariamente durante tres meses, antes de levantarse a la mañana y realizar un registro. Cuando la temperatura sube (entre 0,4 y 1 grado) indica que ya se produjo la ovulación, por lo que los días fértiles, en los que las probabilidades de embarazarse aumentan, se encuentran entre los tres o cuatro previos al incremento de la misma.

Aumento de la libido, molestias en el bajo vientre y en los senos

Algunas mujeres declaran experimentar un aumento del deseo sexual durante el período de ovulación. También están las que manifiestan molestias en la zona baja del vientre, que van desde un dolor suave a uno un poco más intenso. Y las que dicen sentir dolores en los senos durante esta etapa. Los test de ovulación son sencillos y precisos. Además, predicen la ovulación, aproximadamente, 12 o 36 horas antes de que se produzca, lo que aumenta las probabilidades de que se consiga la concepción. El test que mide la presencia de la hormona lutenizante (LH), se realiza mediante un examen de orina. Mientras que la observación microscópica de la saliva o flujo vaginal detecta los cambios que se producen previamente a la ovulación.
Puntaje: 
Sin votos aún