Hiperactividad embarazo
Foto cortesía de twenty_questions

Es de conocimiento popular, que la mujer sufre cambios emocionales durante el embarazo, que van de la depresión a la ansiedad, casi sin escalas.

Estudios realizados por investigadores de la Universidad del País Vasco y Hospital de Basurto, confirman que la presencia de cambios emocionales puede alcanzar valores de hasta el 40%.

La hiperactividad se define, tal como su nombre indica, como un exceso de actividad mental y física, sin razón aparente.

En la hiperactividad en el embarazo, este exceso de actividad o ansiedad se asocia a tres momentos claves: Miedo a tener un aborto espontáneo durante las primeras semanas; enfrentamiento a la prueba de diagnóstico prenatal; y temor a la pérdida del bebé durante el resto del embarazo.

Cambios

  1. El primer mes de embarazo
  2. Durante el primer mes de embarazo se producen grandes cambios para la mujer, tales como sensibilidad en los senos, fatiga y náuseas; emociones alborotadas, excitación y ansiedad, debido al desequilibrio de los niveles hormonales; a la vez que el bebé comienza a crecer y desarrollarse rápidamente.

  3. El segundo mes de embarazo
  4. El segundo mes de embarazo depara mayores cambios físicos pero no grandes cambios psicológicos, dado que se crea una conciencia del niño y del propio cuidado para su bienestar.

  5. Los últimos meses del embarazo
  6. Los últimos meses de embarazo suelen ser los más difíciles debido a pronunciados cambios a nivel físico, en el tamaño del vientre, en la piel, en el cuerpo que presenta ciertas molestias o dolores (de espalda, piernas y demás); y también por la presencia un estado emocional vulnerable.

Factores que afectan a la embarazada

Condiciones crónicas tales como epilepsia, diabetes, o depresión, pueden llegar a afectar el embarazo, a nivel físico o psíquico, por lo que se recomienda, ver tales afecciones con el médico de cabecera y si fuera necesario, con un psicólogo o psiquiatra.

Los investigadores Norbeck y Peterson (Autores de Life stress, social support and emocional disequilibrium in complications of pregnancy, 1983) encontraron una interesante relación entre la ansiedad, la depresión y la autoestima, es decir, hay mujeres que pueden soportar mejor que otras los cambios y conflictos del embarazo, en relación a la idea que tienen de sí mismas y su capacidad para enfrentar problemas.

Otro factor que afecta al estado de ánimo durante el embarazo, es el apoyo y contención familiar y social; hay mujeres que solas se encuentran más vulnerables ante cualquier problema que pueda surgir durante el embarazo, en cambio, las mujeres que cuentan con apoyo familiar, suelen sentirse acompañadas y tal vez más relajadas.

Causas

El embarazo es un enorme desafío que pone a prueba a cualquier mujer, durante este período suelen desatarse conflictos psicológicos no resueltos y también hay causas que influyen en el aspecto emocional, la presencia de ansiedad y depresión en la mujer; estas pueden ser de origen psicosocial, socioeconómico y familiar.

Factores previos tales como el uso de alcohol y tabaco, el desempleo y un bajo nivel educativo, también se asocian a la presencia de depresión durante el embarazo.

Conclusión

El control sobre el desarrollo del embarazo de una mujer, debe ir acompañado de un análisis sobre su estado emocional, para poder brindarle apoyo no sólo médico sino también psicológico, durante este período de grandes cambios para ella.

Puntaje: 
Sin votos aún