bebe sacudido
flickr.com

El síndrome de bebé sacudido o también conocido como el síndrome del bebé agitado o zarandeado es la agresión física que se hace con el bebé de forma voluntaria e involuntaria, y está considerado como un maltrato físico infantil. Este tipo de maltrato puede llevar al bebé o niño a una serie de secuela de daños físicos y cerebrales que en algunos casos son irreversibles y llegando hasta la muerte. Un niño recién nacido hasta los 5 años de edad puede sufrir este tipo de agresión, con consecuencias y daños graves.

Culpables del síndrome del bebé sacudido y por qué

Los que infringen este tipo de agresión al bebé pueden ser desde los padres, las personas encargadas de cuidarlos (niñeras, personal de guarderías, nanas etc.), algún familiar o persona cercana que los pueda cuidar eventualmente, o cualquiera que esté en el entorno del bebé. Pero esta agresión a un ser indefenso y carente de raciocinio ¿por qué se da?

Lamentablemente es más común de lo que uno cree, la mayor causa de esta agresión es por la desesperación que puede provocar el llanto incesante del bebé, la persona que lo está cuidando pierde la razón y lo sacude en el aire, alguna veces este acto termina con el bebé arrojado a su cuna de manera violenta. Usualmente son levantados del tórax y son sacudidos brusca y repetidamente.

Síntomas del síndrome bebé sacudido

Al sacudir al bebé, pueden existir muchas reacciones y muchas de ellas dependerán de la intensidad y tiempo que haya sido zarandeado el bebé, las más comunes en este caso son vómitos, irritabilidad, convulsiones, problemas respiratorios, letargo, cansancio, pérdida de apetito, marcas evidentes en la piel del bebé (hematomas subdurales), rigidez, color pálido del bebé, incapacidad para levantar cabeza, inconsciencia, hemorragias retinianas, fracturas múltiples (solo se detectan con radiografías), pupilas dilatadas, puntos de sangre en los ojos, daño axonal, deterioro neurológico, problemas visuales y coma.

Si usted observa uno o varios de estos síntomas, debe acudir rápidamente al médico especialista, y en posible caso de que la madre o el padre haya sido el culpable debe decirle al médico que el bebé ha sido sacudido, se ahorrarán minutos preciados que le pueden salvar la vida al bebé.

Consecuencias del síndrome bebé sacudido

Las consecuencias del síndrome bebé sacudido, pueden ser muchas y varias a la vez, dependerán de la gravedad e intensidad que haya sido sacudido el bebé. Puede tener consecuencias desde un daño cerebral leve o grave, ceguera, pérdida auditiva parcial o total, convulsiones y epilepsia, trastornos del habla y aprendizaje, lesiones óseas incluyendo al cuello y a la espina dorsal, disfunciones motoras y la muerte.

Es muy importante que usted tome conciencia de cuán común es esto y denuncie al agresor; en cada país existen entidades correspondientes que se ocuparán del caso y de ayuda al menor.

Puntaje: 
Sin votos aún