El peso del bebe

Si existe una preocupación que mantiene alerta a los padres cuando nace el bebé, es sin ninguna duda, el peso. El peso del bebé y su control extremo se convierte en obsesivo para los padres que, asocian el peso a la salud del bebé. Durante los primeros días de vida todos los bebés pierden peso, una combinación de expulsión del liquido amniótico acumulado, unido a un cambio de alimentación y el inicio del funcionamiento individual del sistema digestivo, es lo que produce la pérdida de peso del bebé en los primeros días de vida.

Transcurrida la primera semana, el control del peso se realizará semanalmente a fin de comprobar el aporte de leche materna y su incidencia en el peso del bebé

Es importante tener presente que, los bebés no siguen patrones regulares en cuanto al peso y, adicionalmente, conviene saber también, que no todas las semanas la ganancia de peso será la misma.

Los bebés alimentados con leche no materna ganan peso más rápidamente aunque es bien cierto también que la leche materna aporta mayores defensas a su sistema inmunológico.

Parece más que claro que una pérdida o aumento de peso repentino en el bebé lleva implícito problemas de salud que pueden ser muy graves, por lo que conviene estar informado sobre cómo analizar y evaluar el desarrollo del bebé y saber cuando es necesario consultar con un especialista.

Peso normal, rangos habituales

Los bebés al nacer oscilan entre los dos kilogramos y los cuatro kilos de máximo, la pérdida de peso al nacer se sitúa entre un 5% y un 10% y, a partir de ese momento, los bebés alimentados con leche materna aumentan alrededor de 600 gramos mensuales su peso corporal. Estas cifras son aproximadas y como tal deben ser tomadas, no olvidemos que los bebés siguen patrones individuales en términos de peso y que, únicamente el pediatra, podrá evaluar el desarrollo del bebé en este sentido.

Pérdida repentina de peso

Existe un momento en el desarrollo del bebé en el que puede producirse una pérdida de peso corporal; la introducción de la alimentación sólida y la exposición a nuevos sabores, pueden alterar los hábitos alimenticios del bebé y llevar a una pérdida controlada del peso.

Si su hijo presenta problemas de pérdida de peso excesivo y sin razón aparente, no dude en consultar con el especialista quien le dará las claves para analizar si la situación se encuentra o no, dentro de los rangos normales. Especialmente si se tienen antecedentes genéticos de enfermedades congénitas, hipotiroidismo o afección cardíaca.

Sobrepeso, detección precoz

El sobrepeso es por el contrario una de las grandes pandemias de este siglo, bebés en su más temprana edad presentan serios problemas de salud debido al sobrepeso, es por este motivo que el sobrepeso debe ser tratado de forma precoz para evitar que el bebé desarrolle enfermedades como la diabetes infantil que causa grandes complicaciones en la edad adulta.

Conclusiones

Siga las recomendaciones del especialista y lleve al bebé a todos los controles establecidos, ante cualquier duda, consulte y tenga presente que los bebés son seres que, a pesar de su frágil apariencia, cuentan con una “máquina” nueva y su respuesta ante los cuidados permanentes establecidos por el pediatra es, en la mayoría de las veces, suficiente para su correcto desarrollo.

Puntaje: 
Sin votos aún