Mitos de la fertilidad

Descubre a continuación algunos de los mitos y creencias populares acerca de la fertilidad.

Colocar los pies arriba luego del sexo

Mito: Se dice que luego de tener sexo es efectivo colocar los pies hacia arriba contra la pared para que los espermatozoides puedan llegar más fácilmente hasta el óvulo.

Respuesta: La ginecóloga Alice Domar explica: "Cuando un hombre eyacula es tan increíblemente alta la velocidad en la que el semen viaja que usted no tiene que estar sobre su cabeza". Más allá de esto, el endocrinólogo reproductivo Steven Bayer, agrega: "es razonable ponerse en esta posición durante cinco minutos después de la eyaculación, ya que cuando la mujer se levanta es normal que la eyaculación salga".

No desperdiciar el esperma

Mito: Muchos piensan que es útil evitar tener sexo durante varios días para que el hombre junte esperma y luego hacerlo cuando la mujer esté ovulando.

Respuesta: El Dr. Domar explica: "Si un hombre retiene la eyaculación por más de diez días, esto puede disminuir la movilidad del esperma". Por esto se recomienda tener relaciones sexuales dos o tres veces a la semana.

Posición ideal

Mito: Se dice que es mejor recurrir a una posición sexual específica para quedar embarazada.

Respuesta: Ciertas posiciones ayudan a los espermatozoides a llegar más cerca del cuello uterino, pero la profundidad extra de la penetración no hace mucha diferencia. Una penetración más profunda puede ayudar solo a un pequeño porcentaje de mujeres cuyo útero está inclinado hacia atrás. Sin embargo, el Dr. Domar agrega: "Para la inmensa mayoría de las mujeres, no importa cuál es la posición que utilizan".

Buscar un orgasmo

Mito: Se dice que las contracciones musculares que se producen durante el orgasmo son necesarias para transportar los espermatozoides hacia el útero.

Respuesta: Siempre es bueno llegar al orgasmo durante el sexo, pero no es necesario para concebir. "Los espermatozoides no necesitan la ayuda de las contracciones musculares, hay un montón de mujeres que quedan embarazadas sin alcanzar el orgasmo", explica el Dr. Domar.

Comer más pescado

Mito: Se dice que el consumo de pescados grasos como el salmón (contiene omega-3) puede regular el ciclo menstrual y mejorar la fertilidad.

Respuesta: "No hay evidencia de que los ácidos grasos omega-3 o el aceite de pescado ayuden a una mujer a quedar embarazada", dice el Dr. Domar. Más allá de esto se recomienda que la embarazada tenga una dieta saludable y controle su peso.

Aromaterapia

Mito: Se dice que oler aceites esenciales de rosas, geranios, manzanilla, albahaca, jazmín o lavanda puede incrementar la fertilidad.

Respuesta: "La aromaterapia puede alterar los patrones de ondas cerebrales y hacer que la gente se sienta relajada y con menos ansiedad", dice Domar. Sin embargo, no hay pruebas que indiquen que la aromaterapia aumente la fertilidad.

Puntaje: 
Sin votos aún