Ninos indigo
El aura

Aquellos quienes estudian el campo espiritual sostienen que son niños con una sensibilidad y luminosidad especial. Se los llama así ya que el campo energético que los caracteriza está dentro de los colores azules.

Orígenes del término:

A principios de la década de los ochenta, la psíquica estadounidense, Nancy Tappe, aseguraba poder percibir el aura de las personas. Afirmó entonces que estaban naciendo muchos niños con energía de color azul (aura índigo).

Características de estos niños:

  • Más sensibles
  • Democráticos
  • Hipersensibilidad táctil
  • Rechazan la manipulación
  • Son extremadamente honestos
  • Gran imaginación y creatividad
  • Son capaces de percibir el aura de las personas, plantas y animales
  • Tienen presentes recuerdos de cosas que jamás han experimentado en esta vida
  • Son altamente intuitivos
  • Fuerte autoestima
  • Se distraen con facilidad sobre todo en la escuela

¿Tienen alguna misión especial que cumplir?

  • Quienes se especializan en asuntos espirituales aseguran que los niños índigo son sanadores y es una de las características fundamentales, ya que todos ellos tienen el poder de sanar con el sólo hecho de poseer esa energía que los hace tan especiales
  • Son los encargados de elevar a la raza humana a un nivel distinto de profundidad y de autoconocimiento
  • Tienen como intención ayudar a vivir en armonía y en paz

A tener en cuenta

  • La ciencia no acepta esta creencia como una verdad científica. Ni la psiquiatría ni los pedagogos la avalan, ya que no hay un fundamento sólido en el que basarse para afirman la veracidad de existencia de pruebas al respecto
  • Muchos padres y quienes se especializan en el estudio de estas creencias espirituales pueden confundir a los niños inconformistas e hiperactivos con niños índigos
  • Los expertos aseguran que el 80 por ciento de los niños que están naciendo son índigo

Cómo deben actuar los padres ante un niño índigo:

Es imposible hasta el momento poder obtener una confirmación científica al respecto. Más allá de la supuesta existencia de esos niños de luz, el modo de comportarse con ellos debe ser como con cualquier pequeño.

  • Tratarlos con respeto, responder sus dudas, orientarlos y guiarlos. Es la única manera de poder acompañarlos en el sendero que han emprendido junto a los seres destinados a estar alrededor de ellos. Los adultos deben tener cuidado de no presionarlos ni exigirle acciones que no se saben con certeza que estos niños poseen, ya que podría causar un efecto negativo en la evolución natural
  • Los niños índigo necesitan muchas explicaciones de las cosas. Siempre tienen preguntas. La mejor manera de saciar la curiosidad es no evadiendo los temas, sino abordándolos de manera profunda con ellos, dependiendo de la edad que tengan
  • El negociar las situaciones es muy valioso para ellos, ya que no toleran la autoridad ni los límites impuestos porque sí
  • Si cree que su hijo es especial, la mejor alternativa de que no sufra cuando comience la escuela, es hablar con los educadores y comentar el caso con ellos. La medida en que el niño se integre socialmente será la base fundamental de un futuro sin problemas de solución compleja
  • Hay que mantener al niño informado de lo que ocurre sin hacerlo sentir diferente. Tal vez en muchas ocasiones no comprenda su manera de ser. Es tarea de los padres hacer que lo lleve lo más naturalmente posible
Puntaje: 
Sin votos aún