El humor como arma de seducción
Foto cortesía de M. Angel guerrero

¡Qué simpatía!

Una persona con buen sentido del humor es capaz de transmitir a los otros una onda energética positiva. Si prestamos atención, las personas alegres siempre están rodeadas de gente, es importante saber usar el humor para seducir y conquistar al sexo opuesto sin pasarse de los limites y parecer tonto/a.
La persona que provoca risa a los demás, les da bienestar, por lo tanto se queda con la atención de todos en un grupo de gente.
Si eres de esas personas a las que tildan de "simpático/a”, debes saber que hacer buen uso del humor, muchas veces es más valioso que una súper hermosura mal humorada.

Tu risa y tus graciosas anécdotas serán tus armas de seducción, pero también tu capacidad de reír de los cuentos y chistes de otros, así como de ti mismo/a. Aceptar las burlas bien intencionadas, también habla de alguien con buen humor. Ser capaces de reírnos de nosotros mismos nos hará más felices y capaces de transmitir cosas buenas a los otros.
Por otro lado, si podemos reírnos de nosotros, será más fácil ocultar defectos o fallas, ya que exponerlos mediante el humor los hará menos graves e incluso podrá transformar defectos en virtudes.
Es importante no exagerar, ya que se notará y parecerás tonto/a, si te diviertes y te ríes, el otro percibirá tu buena vibración y también lo pasará genial, de eso se trata.
Cuando la intención sea seducir a alguien dentro de un grupo, es importante el contacto visual con esa persona, por más que estés entre mucha gente, siempre dirígele una mirada, es más, si la tienes cerca apoya una mano sobre un hombro, la rodilla, como al pasar, es importante marcar que hay un interés particular por esa persona dentro del grupo.

¡Qué payaso/a!

Queda claro que el sentido del humor es muy importante, pero no es el único factor, si no lo combinas con un poco de intención y carga sexual hacia el objeto de tu deseo, te convertirás instantáneamente en el arlequín de la reunión. Es importante ser divertido/a, pero también inteligente y seductor/a, es más, si es posible un toque de misterio vendrá muy bien.
Si no logras combinar el humor con la seducción propiamente dicha, tu lugar será el de buen amigo/a con quien compartir una reunión amena, o peor, sólo serás un payaso/a.

Pero claro está que la gracia natural, acompañada de un toque de seducción e inteligencia es infalible, eso te transformará en buen candidata/o.
La diversión es maravillosa pero el exceso como en casi todo, aturde y aburre, por lo tanto es esencial buscar lugares que sean divertidos, bulliciosos, alegres etc., pero llegará un momento en el cual la otra parte, deseará una charla tranquila.
Ya has demostrado, a través de tu sentido del humor, ser seductor/a, atractivo/a, seguro/a de ti mismo/a, pero para cerrar el tema es necesaria una charla más personal, íntima, en un lugar tranquilo donde mostrar tus otras cualidades por sobre el sentido del humor, aunque nunca debes abandonarlo por completo.

Puntaje: 
Sin votos aún