Reconocer a un ex esposo

En un artículo recientemente publicado sobre su libro “Cómo reconocer a tu futuro ex esposo”, Debra Weiner presenta algunos ejemplos de signos de alerta de futuros problemas que se basarían en la habilidad de la persona y su capacidad de entender el proceso de racionalización.

De acuerdo con Weiner, la mejor forma de evitar el divorcio, incluso antes de casarse, es entender el poder de la “R” de racionalización. Esto se describe como el proceso de tratar de crear un sentido lógico para algo que sabemos que está mal. La escritora continúa diciendo que a menudo es la arena movediza que devora nuestra habilidad de razonar en las primeras semanas o meses de noviazgo.

Existen tres situaciones de citas amorosas donde el proceso de racionalización se presenta más frecuentemente, según la autora.

1

La ira

Un hombre que se enoja bastante con demasiada frecuencia -en una etapa muy temprana de la relación-, podría ser emocionalmente inestable. La ira nos puede hacer sentir menos vulnerables, y con frecuencia se hará pasar por la intimidad. La intimidad genuina se trata de la confianza y el sentirse seguro, y es imposible experimentar ambos con alguien que está molesto la mayor parte del tiempo.

La rabia no debería ser nunca una respuesta de primera línea. En tal sentido, agrega Weiner, no se debe tratar de hacer pasar al asunto como si fuese la facilidad que él tiene de expresar su ira, como un indicador de su sentir lo suficientemente cercano a ser auténtico. De hecho, si te dice algo como esto, corre, porque él es definitivamente un futuro ex esposo.

2

Los límites

Si bien la naturaleza del romance se trata de la eliminación de las barreras (dos se convierten en uno, etc.) es muy importante establecer barreras desde el principio, ya que en última instancia, estas proporcionarán una fundación sólida en la cual cultivar un compromiso más profundo.

Weiner procede a describir un evento en el que una de sus amigas estuvo saliendo con un hombre que constantemente comía de su plato y bebía de su copa de vino cada vez que salían a comer. En la primera cita ella le dijo delicadamente que tenía fobia a los gérmenes y que no le gustaba compartir su comida o bebida. Esta discreción hizo que él se sienta herido y un tanto rechazado, sin embargo, continúo bebiendo de su copa de Pinot Noir y comiendo sus pickles y ensalada de col. La escritora advierte que no se debe racionalizar que un hecho de tal magnitud no es tan grave en una relación comparadas a las otras cosas maravillosas que hace por ti. Lo que es más importante aquí es tu respuesta a las preferencias declaradas. Si no las respeta, él es definitivamente un ex esposo.

3

El dinero

El dinero es la palabra clave para el amor y poder. Por lo general tendemos a adorar la riqueza con total consecuencias de su carácter. Las personas ricas pueden ser tacañas, y frecuentemente no dan tan fácilmente de ellas emocionalmente. Lo que parece ser tolerable al inicio, se convierte en una fuente de conflicto más adelante. El otro lado de la moneda es comprar regalos y presumir. Una joya cara en la tercera cita debe alertar de una conducta inusual. Weiner manifiesta de nuevo que no se debe racionalizar que él simplemente es una persona generosa quien no debería ser demonizado por tener gustos ricos. El adornar a la persona cortejada con burbujas y cenas caras es más acerca del individuo y la necesidad que tiene de sentirse bien de si mismo que de la otra persona. Este es un signo que podría estar derivado de una enorme cantidad de narcicismo, un marcador definitivo para un futuro ex esposo.

Otros temas

Si en la primera cita él te pregunta “¿los niños tendrán tu nariz o la mía?”, discúlpate cordialmente, llama a tu mejor amiga, y dile “creo que acabo de reconocer a mi futuro ex esposo”, explica Debra Weiner.

Existen muchos más ejemplos que la autora cita sobre el proceso y la destrucción que este deja en su camino, algo que desde su perspectiva puede ser evitado. Si te has divorciado o decepcionado repetidamente en el amor, es importante entender cómo y porqué sucumbes al proceso de racionalización tan fácilmente. Aquí, la conciencia lo es todo y rápidamente se puede detener patrones de comportamiento improductivos, puntualizó.

Puntaje: 
Sin votos aún