Parto en casa
Fotocortesía de bringbirthhome.com

En la antigüedad era muy común que las mujeres dieran a luz a sus hijos en su casa con la ayuda de una comadrona y lentamente se está volviendo a esta tendencia. Cada vez más son las mujeres que en el mundo, deciden tener a sus bebés en la comodidad y calidez de su hogar, en ves de en un lugar del frío como lo es el ambiente del hospital.

Las mujeres que eligen como opción el parto en su casa, lo que buscan es tener un parto más íntimo, más humano, en el que puedan sentir las señales de su cuerpo y actuar en consecuencia, sin un montón de personas alrededor diciendo qué es lo que tienen que hacer.

Esta tendencia de los nacimientos en el hogar comenzó hace, aproximadamente, una década y los médicos la desaprobaban por considerarla riesgosa para la salud del bebé y de la propia mujer. Sin embargo, ahora la Academia Americana de Pediatría (AAP), ha publicado determinadas directrices muy importantes a tener en cuenta a la hora de optar por este tipo de parto. Si bien esto no significa que se aprueben los partos domiciliarios, manifiesta el respeto hacia la decisión de la mujer.

Según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de Estados Unidos, los partos en casa aumentaron un 29% entre el 2004 y el 2009.

Las directrices de la AAP, van dirigidas fundamentalmente al cuidado y supervisión del recién nacido las primeras horas después del parto.

Entre las directrices de la APP para el parto en domicilio se incluyen:

  • El embarazo debe ser de bajo riesgo
  • Debe estar presente una partera con experiencia certificada que debe estar preparada para actuar en caso de que algo se complique
  • Debe evitarse el enfriamiento del bebé
  • Examen físico detallado al bebé y un seguimiento de las tasas de temperatura, corazón y respiración
  • Profilaxis ocular al bebé
  • Inmunización contra hepatitis B, administración de vitamina K
  • Deben hacerse pruebas de azúcar en sangre a bebés con más peso o con bajo peso
  • Deben tomarse muestras de sangre al bebé para realizar los análisis correspondientes; detección hiperbilirrubinemia y otras pruebas de detección para recién nacidos
  • Evaluación de la alimentación del bebé

Algunos datos a tener en cuenta

Según un estudio realizado por la a Universidad de Alicante y Educer publicado en 2012, cuando se dan las condiciones básicas de seguridad para el nacimiento que incluyen: Embarazo a término, un solo bebé y asistencia médica; no hay mayor riesgo para la supervivencia del recién nacido.

De cada 9 partos planificados en el hogar, sólo 1 termina en el hospital por lo cual es importante tener la posibilidad de traslado en caso de ser necesario: Un hospital próximo y un medio de transporte.

Conclusión

El parto en casa es una alternativa valida y segura para las embarazadas con un embarazo de bajo riesgo, a término, que sólo darán a luz un bebé, que cuentan con asistencia sanitaria y desean vivir una experiencia distinta, más íntima y humana.

Puntaje: 
Sin votos aún