Pies sanos

Cada vez falta menos para que llegue el verano, viene la ropa de temporada, las poleras, vestidos, pantalones cortos, los zapatos abiertos, ahí es cuando empezamos a sacar los pies a la luz y es cuando necesitan estar bien cuidados.

Si no están bien cuidados, empezamos a sentir molestias constantemente y es posible sentir malestar en las piernas y rodillas. La piel se vuelve áspera, se forman callosidades y grietas en la parte del talón y planta.

Es por esto que es importante cuidar los pies se vean o no; llevar una buena higiene, humectación y un buen calzado. No es necesario pasar horas en esto, pero la constancia ayuda mucho a prevenir las molestias y los signos poco estéticos; sobre todo hay que ser consciente sobre la relación entre el bienestar de los pies con la salud general; ya que cualquier dolor que presentemos en nuestro cuerpo afecta las actividades normales.

Es por esto que ahora te daremos unos consejos prácticos y muy fáciles que puedas lucir unos pies hermosos y descansados durante todo el año.

  • Lávese los pies de manera regular y asegúrese de secar muy bien, especialmente entre los dedos.
  • Examine sus pies regularmente; si presenta cambios de color en pies y uñas o en el grosor de estas ya que puede ser una señal de desarrollo de hongos. Si utiliza duchas que no sean de su hogar como por ejemplo en gimnasio, procure utilizar sandalias para el baño y así evitar el contagio de hongos.
  • No ignore el dolor de los pies, si ocurre de manera constante consulte a un podólogo o a un médico.
  • Corte las uñas de los dedos de forma recta dejando un pequeño margen, especialmente en las esquinas; ya que puede conducir a que restos de uña sin cortar queden en ese espacio y comiencen a crecer por los costados y se incrusten en la piel; encarnándose en ella, provocando heridas y mucho dolor.
  • Al momento de comprar un calzado, preferentemente hágalo al final del día cuando los pies se encuentren dilatados. Cambie los zapatos cuando estén muy gastados o deformados ya que esto implica un mal caminar, a deformar el pie y a sentir dolor.
  • Seleccione el calzado adecuado según la actividad que realizará (caminar, trotar, trabajar, etc).
  • Durante la época del año en la cual los pies están en contacto con el aire libre, al igual que el rostro y el reto del cuerpo, es recomendable aplicar factor solar para evitar los daños que provoca el sol en la piel.
  • Si usted presenta diabetes, es importante que se controle regularmente y se informe sobre el cuidado de los pies específicos para la patología; signos de alerta, tipo de calzado, etc. Asistir al podólogo ya que no es recomendable que corte las uñas por sí solo, para evitar las heridas producidas por las uñas encarnadas.
  • Para descongestionar los pies del cansancio diario es prudente lavarlos con agua tibia en la noche, añadir un poco de sal común o de baño si usted prefiere y moverlos de manera suave; esto ayuda a relajar la musculatura para que estén menos rígidos.
  • Masajear con crema realizando movimientos ascendentes y descendentes para estimular la circulación y la oxigenación del área.
  • Mantenga los pies en alto durante algunos minutos.

Siguiendo estos simples consejos, podrá lucir unos pies sanos y lindos, descongestionar los pies del cansancio diario y a evitar los signos de un mal cuidado.

Puntaje: 
Promedio: 3 (2 votos)