amy winehouse
Foto cortesía de Douglas Carson Art's - Flickr.com

Amy Winehouse, tal vez salga más en los periódicos por sus rondas nocturnas, sus excesos y adicciones, y las peleas con su ex marido, que por su increíble talento para la música; lo cual es comprensible, pero no debe dejar de lado el hecho de que la cantante inglesa es una de las más interesantes figuras del jazz, soul y R&B actual, es una mujer que se agarra a la música de brazos y piernas, y la hace muy suya, desde las letras (casi confesiones), los acordes (que viajan por la alegría del ska y la tristeza de jazz), hasta los pasos de baile que parecieran desprenderse sólo de su delgada cadera.
Amy guarda en su garganta la voz del jazz de antaño y la deja correr sobre un sonido moderno, aggiornado, al cual ofrece cual mística compañía, la mejor letra de sus anécdotas cotidianas, para finalmente cantar frente al público, con alguna bebida en mano, sus verdades crudas, su rítmica detonante.

Seguramente, no hay quien no haya escuchado la canción Rehab, que desde el año 2006 (cuando salió el disco Back to Black) suena incansablemente con su estribillo: “They tried to make me go to rehab, i said no, no, no”, la respuesta eterna de Amy al pedido de que haga rehabilitación.

Bio

Amy Winehouse nació en Londres y se crió escuchando a Frank Sinatra, detalle que sin duda la llevó hacia el camino de las artes; a los 10 años ingresó a una escuela de teatro y formó su primera banda con amigos de la infancia.
Hizo su paso por la televisión, y se animó también al periodismo, pero la sed era de otra cosa, por lo que comenzó a cantar en una banda de jazz.

Cuando las personas tienen talento, parece que todo se encadena, para que puedan hacer algo especial, así fue que un productor escuchó una cinta de Amy y claro que no la dejó pasar; finalmente ella grabó su primer disco Frank, en el año 2003, con apenas 20 años.
Importantes medios como Billboard, MusicOMH, BBC y The New York Times, coincidieron en que el disco tenía sus contradicciones, pero era imposible dejar de notar el talento de Amy, su fuerza, su honestidad.
El álbum debut de Winehouse mereció un disco de platino, recolectó millones de fans a lo largo del mundo e instaló a Amy en la escena musical, con luces para una promisoria carrera.

Luego del descubrimiento de la nueva chica jazz-pop, llegó el verdadero éxito de Amy, de la mano de su álbum Back to Black, lanzado en el año 2006.
Según declaraciones de Amy, luego de la publicación de Frank, no escribió nada en 18 meses, hasta que conoció a su productor Mark Ronson, y pudo dar vida y letra a su segundo disco en apenas seis meses.
Back to Black es un álbum maravilloso, que combina estilos como el rock, pop, jazz y ska, inspirado en la banda femenina de los 60’, Shangri-Las y en el grupo inglés de ska, The Specials, furor de fines de los 70’.
En Back… se destacan canciones como You Know I'm No Good; Back to Black; y Tears Dry on Their Own; sin olvidar a Rehab, que fue la más popular.
Back to Black fue el álbum más vendido en Reino Unido durante el año 2007, se llevó 5 premios Grammy y fue votado recientemente, en el sitio web Rocks Back Pages como uno de los Álbumes de la Década.

Por estos días…

Amy Winehouse se dedica a crear algunos diseños de ropa y accesorios para la marca Fred Perry, que saldrán pronto a la venta; lidia con las consecuencias de su operación de pechos; y entra y sale de las clínicas por problemas con el alcohol y las drogas.
La chica oscura de la música, sigue dando que hablar, aunque a nadie oculta su verdad: “I told you, I was troubled, you know that i'm no good (Te dije que era problemática, tú sabes que no soy buena)”.
Larga vida a la música de Amy Winehouse, un buen remedio para un día gris.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)