Alta tasa de embarazo adolescente entre las hispanas

Son varios los estudios que alertan sobre la creciente tasa de embarazo entre las adolescentes hispanas residentes en los Estados unidos, con las múltiples consecuencias negativas que ello acarrea para ellas y la sociedad en su conjunto.

Un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, halló que la tasa de embarazo adolescente entre las jóvenes hispanas de entre 15 y 19 es de 81.8 cada 1000, en comparación con 27.2 en las anglosajonas. Es decir, que las primeras tienen tres veces más probabilidades de quedar embarazadas en la adolescencia que las segundas de esa misma edad.

Un informe del Centro Hispano Pew arroja datos en esta misma línea: 1 o más de cada 4 adolescentes hispanas es madre al cumplir los 19 años. Antes de llegar a los 20 años, aproximadamente, el 52% quedará embarazada al menos una vez. La tasa de embarazos y natalidad entre las hispanas es la más alta de todos los grupos étnicos residentes en los Estados Unidos.

Otros datos indican que a nivel nacional en los Estados Unidos, 98 de cada 1000 adolescentes hispanas de entre 15 y 19 años, quedan embarazadas y dan a luz a sus bebés.

El 55% de las hispanas en la franja etárea mencionada, admite haber tenido relaciones sexuales. Y el 42% asegura no haber usado protección de ningún tipo en su primera experiencia.

En el sur de San Diego y en San Ysidro, donde viven muchísimas familias hispanas, se registra un porcentaje elevado de embarazo adolescente. Según estadísticas proporcionadas por el Departamento de Salud de San Diego, el sur del condado es el segundo lugar donde se registra la tasa más elevada de embarazo entre jóvenes de 15 y 17 años.

Algunas causas que explican esta mayor incidencia entre las adolescentes hispanas:

Según Patricia Pérez, consejera del programa Operation Samahan de ayuda para adolescentes en National City, el principal problema entre las adolescentes hispanas radica en la falta de comunicación con los padres. En la gran mayoría de estas familias el sexo es un tema prohibido, un tabú y las jóvenes no tienen idea de lo que es la sexualidad, de la utilización de métodos anticonceptivos, etc.

Según Marcos Sigal, coordinador del programa “En Casa Como en Familia” que trabaja con jóvenes en la prevención de enfermedades de transmisión sexual, dos grandes estigmas dentro de la comunidad hispana son los que favorecen el alto porcentaje de embarazo adolescente: la religión y el machismo. Estas familias son sumamente religiosas y tienen muy arraigada la construcción cultural patriarcal machista y dominante del cuerpo como algo oculto, como un tabú.

Por su parte, la profesora adjunta de sociología de la Universidad de Illinois en Chicago, Lorena García, que ha estudiado el embarazo entre las minorías en las Escuelas Públicas de Chicago, señala que se pone mucho énfasis en los riesgos del sexo pero no en cómo hablar al respecto las adolescentes con sus parejas. También advierte que los medios masivos de comunicación favorecen la imagen del sexo y el embarazo adolescente entre los latinos. Y sostiene además, que hay una mayor visibilidad de los embarazos adolescentes entre las hispanas, ya que por motivos culturales, religiosos y económicos, ellas, generalmente, suelen seguir adelante con sus embarazos, mientras que las de otras etnias tienen mayores posibilidades de practicarse un aborto.

Puntaje: 
Sin votos aún