Familias multilingues
Foto cortesía de darci.niva - Flickr.com

En estos tiempos producto de las migraciones económicas, académicas, de los traslados, de la movilidad de las personas por diversas razones de un país a otro, se forman, se consolidan parejas en las que uno de sus miembros tiene como lengua madre una determinada y el otro una distinta; estas parejas se denominan multilingües o lingüísticamente mixtas, es decir que hablan uno o más idiomas. En este contexto multicultural estas parejas muchas veces tienen hijos que crecen en un ambiente donde el multilingüismo es lo cotidiano, su lengua materna es una pero la del país y los contextos sociales en los que se mueven (la escuela, los amigos, etc.), es otra.

Los niños que desde pequeños crecen en este contexto multicultural, que tienen contacto con varias lenguas desde la cuna, corren con varias ventajas en la asimilación del proceso lingüístico pero también se señalan, por parte de algunos estudios, ciertas desventajas como el mezclar, confundir las lenguas y finalmente manifestar rechazo por una de ellas.

Ventajas que ofrecen las familias multilingües en la educación de los niños

  • Los niños que manejan más de una lengua aprenden más rápidamente a leer y a escribir
  • Los niños que aprenden más de una lengua desde la cuna desarrollan y utilizan más, a diferencia de los niños que manejan solamente una, ciertas partes del cerebro
  • El manejo de más de una lengua parecería detener el deterioro cognitivo (demencia senil) que con la edad se produce mayoritariamente en las personas que dominan una sola lengua
  • Aprender más de una lengua desde la cuna hace más fácil el aprendizaje posterior de nuevas lenguas
  • Los niños aprenden al mismo tiempo y simultáneamente más de una lengua y las manejan como nativos
  • Manejar varias lenguas otorga al futuro de los niños grandes beneficios económicos y sociales

Desventajas que ofrecen las familias multilingües en la educación de los niños

  • Los niños que aprenden dos lenguas, dos culturas desde la cuna, no estarán a gusto con ninguna de ellas, porque no se sentirán identificados con ninguna. Este argumento no es muy contundente, ya que los niños que crecen en ambientes multilingües y multiculturales son aceptados por las diferentes culturas y se identifican con las mismas
  • Los niños multilingües deben traducir su lengua madre a su segunda lengua. Este argumento también tiene poco asidero ya que las personas que hablan más de un idioma piensan en ambos, al contrario de lo que habitualmente se cree, no es real que deban pensar en un idioma y luego traducirlo al segundo
  • Los niños multilingües poseen doble personalidad. Algunas personas multilingües confiesan tener diferentes personalidades acordes a la lengua. Pero esto puede tener que ver con que cambia el contexto cultural según la lengua

Conclusión

La gran mayoría de las familias multilingües descubrieron que el hablar una sola lengua en el hogar minimiza las posibilidades de que los niños hablen ambas lenguas y en algunos casos directamente hace que rechacen la segunda lengua. La crianza de los hijos en un contexto multicultural de familias multilingües es un proceso muy personal de cada familia y es bastante flexible la manera de hacerlo. Hay quienes optan por: Una persona = un idioma, es decir que cada padre o cuidador hable un idioma al niño, por ejemplo la madre en ingles, el padre en español y la niñera también en español mientras que el resto de la familia en inglés. Otra opción es hablar a diario determinado idioma y en las vacaciones el segundo o en ciertos lugares hablar cierta lengua (en la escuela por ejemplo) y en el hogar el otro. Independientemente de cual sea el método escogido por las familias para criar a sus hijos y enseñarles a convivir con más de una lengua, es sabida la importancia en el mundo globalizado actual de manejar varios idiomas y las ventajas futuras de los niños multilingües por sobre los monolingües.

Puntaje: 
Sin votos aún