Falsas creencias sobre la psicoterapia

En ciertas ocasiones, las personas tienden a tener una mala impresión acerca de la psicología, los psicólogos y su verdadera función, dando origen a falsas creencias sobre la terapia psicológica.

Estas opiniones erróneas son suficientes para que alguien desista de ir a una consulta, sin saber el beneficio que esta le puede traer a su salud mental. Es tiempo de desterrar estos falsos mitos que impiden que comprendas que, tan importante como mantener una salud física, es mantener una buena salud mental.

Mitos erróneos sobre la psicoterapia

1La terapia es solo para locos

Es el mito más erróneo y a la vez el más popular de todos. Si bien es cierto que el campo de acción de los psicólogos tiene que ver con las enfermedades mentales, su accionar no se aplica exclusivamente a ese aspecto. El psicólogo también ofrece a los pacientes herramientas necesarias para que puedan hacer frente a sus problemas, los resuelvan, y puedan lidiar con ellos en el futuro.

2Una terapia es muy costosa

Existen centros de atención psicológica públicos que tienen bajos precios, accesibilidad de pago y hasta consultas gratuitas. Pero siempre existirán personas que preferirán gastar su dinero en un spa o en adquirir ropa en algún centro comercial.

3La psicoterapia no es para mí

Mucha gente cree que la psicología tiene cierta aura mística, cuando en realidad es una ciencia que estudia el comportamiento humano. Es una creencia propia de personas que desconocen el funcionamiento de la psicoterapia.

4La psicoterapia no soluciona nada

Esta creencia surge a partir de personas que han tenido una mala experiencia en terapias de este tipo, sin embargo, ello no tiene por qué generalizarse, pues existen variados tipos de intervenciones y los psicólogos son expertos en adaptar estos estilos a cada paciente. En todo caso, el psicólogo también podrá recomendar algún otro especialista para que trate un caso en particular.

5Es una pérdida de dinero

Es una afirmación falsa, tanto como creer que el tiempo lo cura todo. Una psicoterapia siempre será útil, sobre todo cuando se trata de un problema recurrente que está afectando el desenvolvimiento diario o si la persona ha pasado por algún trauma difícil. Superar algo así es un proceso largo y lento, el cual debe ser asistido por un profesional para evitar las secuelas negativas.

6Mejor le cuento mis problemas a mi amigo

Hablar con un amigo ayuda a desahogarnos y desestresarnos y tal vez obtengamos algún consejo útil que nos ayude a solucionar un problema en particular, pero existen conflictos internos que un amigo no será capaz de solucionar y es cuando se hace necesaria la intervención de un profesional.

7El psicólogo querrá cambiar lo que soy

Las personas no cambian su esencia, esto se debe a que todos conservamos nuestras características genéticas y sociales que hemos desarrollado con el tiempo. Lo que la psicoterapia hace es redireccionar estas características a formas adaptativas más positivas que armonicen con el entorno e interioridad de la persona.