Niño con los oídos tapados

Tener los oídos tapados resulta realmente muy incómodo. Las causas pueden ser varias: una zambullida bajo el agua, viajar en avión, un tapón de cera, una infección respiratoria de las avías aéreas altas. Los oídos se tapan cuando la presión del oído medio es distinta a la presión del ambiente. Si bien en principio parecería ser algo de menor gravedad, en la vida cotidiana y con el paso de los días puede resultar muy desesperante.

Remedios naturales para destapar los oídos

Para destapar los oídos en general se usan descongestionantes orales o en spray que son similares a los que se indican para destapar la nariz. Pero también existen algunas alternativas naturales que pueden ayudar a salir de la emergencia. Sin embargo, si las molestias persisten o además hay dolor, es imprescindible la consultar al otorrino, sobre todo cuando se trata de los niños.

1 Agua oxigenada de 10 volúmenes

Si de cómo destapar los oídos se trata, el agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) es un remedio natural muy efectivo especialmente cuando la causa es un tapón de cera. Para utilizarlo, se recomienda colocar la cabeza de costado o recostarse de lado y aplicar unas gotas con un gotero dentro del oído afectado. Dejar algunos minutos. Se va a sentir como una efervescencia dentro del mismo. Esperar hasta que esta sensación pase y colocar un algodón limpio para que el excedente de líquido y la cera salgan de su interior. Repetir este procedimiento a diario durante unos cuantos días hasta que el oído se destape.

2 Inhalar vapor

Si la causa de los oídos tapados es una infección de las vías respiratorias como ser una sinusitis, la inhalación de vapor con unas gotitas de aceite esencial de mentol o eucaliptus puede ayudar a descongestionar y en consecuencia a destapar.

3 Aceite de oliva tibio

Calentar un poco de aceite de oliva y con la ayuda de un gotero aplicar en el interior del oído tapado. Dejar unos minutos y con un algodón limpio retirar el excedente.

4 Maniobra de Valsalva

Esta maniobra es muy sencilla y puede ayudar a destapar los oídos tapados. Consiste en tapar la nariz, la boca y soplar fuerte para vencer la presión negativa y ayudar a abrir las trompas de Eustaquio.

El otorrinolaringólogo Gonzalo Bonilla, de la Clínica Alemana de Santiago de Chile, explica las consecuencias de los oídos tapados:

Al tener los oídos tapados puede sentirse la cabeza algo abombada. También puede haber algún grado de sordera transitoria que desaparece al destaparse los oídos. En algunas ocasiones, ante la persistencia de la presión negativa, el oído medio puede llenarse de líquido, pudiendo aumentar esta sordera transitoria y prolongarse por un tiempo.

Puntaje: 
Sin votos aún