Cancer de niños

Siempre que se hace referencia a la palabra cáncer un escalofrío recorre el cuerpo de quien la escucha y esto se potencia si se habla de cáncer infantil. Para que este tipo de enfermedades tan temidas no se transformen en un tema tabú del que por miedo no se habla; en consecuencia se desconoce y luego nos toma desprevenidos, es importante saber de qué se trata. ¿Qué es? ¿cómo afecta a los niños? ¿cuáles son los tipos más comunes? ¿cuáles son sus síntomas? ¿cuál es el tratamiento?

El cáncer infantil es poco frecuente, pues representa entre un 0,5% y un 4,6%* de la carga total de morbilidad por esta causa. Las tasas mundiales de incidencia oscilan entre 50 y 200 por cada millón de niños en las distintas partes del planeta.

... Organicación Mundial de la Salud

Tipos de cáncer infantil

Los tipos más frecuentes de cáncer en niños son diagnosticados en las edades que van de 0 a 14 años y abarcan:

1 Leucemia

La leucemia es el tipo de cáncer que afecta los leucocitos (glóbulos blancos). La médula ósea produce glóbulos blancos defectuosos y en consecuencia no son capaces de cumplir con su función de proteger al organismo de las enfermedades.

Constituye, aproximadamente, 1/3 de todos los cánceres infantiles. Las leucemias en niños se clasifican como agudas (rápido desarrollo) o crónicas (lento desarrollo). Alrededor de un 98% son del primer tipo. Cerca de un 60% de los niños con la enfermedad, presenta leucemia linfocítica aguda, que es la forma más frecuente en niños de entre 2 y 8 años de edad.

Factores de riesgo

  • Tener un hermano/a con leucemia.
  • Haber recibido quimioterapia o radioterapia.
  • Determinados trastornos genéticos como síndrome de Down, síndrome de Li-Fraumeni, síndrome de Louis-Bar.

Síntomas

  • Fiebre.
  • Cansancio.
  • Falta de apetito.
  • Infecciones.
  • Inflamación n de los ganglios linfáticos.
  • Dolor óseo o articular.
  • Dificultades para respirar.
  • Frecuente aparición de sangrado y moretones.

Las alternativas de tratamiento de la leucemia infantil incluyen radioterapia, quimioterapia, tratamiento farmacológico y en determinados casos, dependiendo del tipo, un trasplante de médula ósea.

2 Tumores del sistema nervioso central (SNC)

Es el segundo tipo de cáncer más frecuente en niños. Constituye el 26% de los casos de la enfermedad en menores de 15 años en los Estados Unidos. Los más frecuentes en niños son: Glioma del tronco encefálico, Meduloblastoma, Astrocitoma, tumor de células germinales y Ependimoma. La tasa de supervivencia de 5 años tras el diagnóstico es de 73%.

Factores de riesgo

  • Neurofibromatosis.
  • Síndrome nevoide de células basales.
  • Síndrome de Turcot.
  • Esclerosis tuberosa.

Síntomas

Los síntomas van a depender en gran medida del lugar donde esté localizado el tumor y pueden verse afectadas algunas de las funciones del cerebro.

  • Convulsiones.
  • Náuseas.
  • Crecimiento o desarrollo anormal.
  • Mirada fija y movimientos repetitivos y automáticos.
  • Dolor de cabeza que puede aparecer en la mañana temprano o despertar al niño durante la noche.
  • Problemas de visión.
  • Debilidad y torpeza que pueden incluir dificultades para caminar.
  • Irritabilidad.
  • Apatía.

Las opciones de tratamiento dependerán del tipo y estadio del tumor. Suelen incluir quimioterapia, cirugía y radioterapia. En algunos casos puede ser necesaria una combinación de las dos últimas, como por ejemplo: En casos de Astrocitoma, Ependimoma o tumor de las células germinales.

3 Linfomas

Se trata de tumores malignos que se originan en los ganglios linfáticos. Son el tercer tipo de cáncer infantil más común luego de la leucemia y los tumores del sistema nervioso central.

Existen dos tipos de linfoma:

  1. Linfoma de Hodgkin
  2. Una variedad de este tipo la constituye el Linfoma de Hodgkin. Afecta a niños en edad escolar y adolescentes hasta los 15 años. La localización más común se presenta en los ganglios del cuello y en menor medida en el mediastino, inglé o axilas.

    Existen distintas opciones de tratamiento que pueden abarcar: radioterapia, quimioterapia, cirugía, terapia dirigida, quimioterapia y trasplante de células madre.

  3. Linfoma no Hodgkin (NHL)
  4. La otra variedad de linfoma es el Linfoma no Hodgkin, que ocurre en niños de entre 2 y 7 años de edad y con frecuencia aparece en el abdomen.

    Los tipos más frecuentes de Linfoma no Hodgkin en niños abarcan:

  • Linfoma de Burkitt.
  • Linfoma de células grandes.
  • Linfoma linfoblástico.

El Linfoma de no Hodgkin representa, aproximadamente, un 5% de los casos de cáncer infantil, mientras el de Hodgkin un 3%.

4 Cáncer de encéfalo

Los tumores cerebrales pueden destruir de forma directa las células cerebrales o dañarlas indirectamente, como consecuencia de ejercer presión en otras zonas del cerebro. Son poco frecuente en los niños.

Los tipos de tumores más frecuentes son:

  • Astrocitomas.
  • Ganglioglioma.
  • Ependimoma.
  • Schwanoma, también llamado neurilemmoma.
  • Pineoblastoma.
  • Tumores del plexo coroideo.
  • Tumores neuroepiteliales disembrioplásicos.

Síntomas

  • Náuseas y vómitos recurrentes.
  • Dolor de cabeza en la mañana o que se calma tras el vómito.
  • Dificultades para caminar y pérdida del equilibrio.
  • Alteraciones en el comportamiento.
  • Incremento en el tamaño de la cabeza en los niños que están en la etapa de lactancia.
  • Dificultades para ver, hablar u oír.
  • Somnolencia.
  • Convulsiones.

El tratamiento de la mayoría de los tumores de encéfalo en niños implica la extirpación a través de una intervención quirúrgica. Aunque otras opciones de tratamiento estándar pueden incluir radioterapia o quimioterapia o combinaciones de cirugía con alguna de ellas.

Factores de riesgo de cáncer infantil

  • Radiaciones ionizantes.
  • Ingesta de dietilestilbestrol (estrógeno sintético) durante el embarazo.
  • Genética.
  • Existen estudios que reportan que podría haber una relación entre determinados virus como el de hepatitis B, el VIH o el virus del herpes humano y el aumento en el riesgo de desarrollo de ciertos tipos de cánceres en los niños.

Pronóstico del cáncer infantil

Según cifras de la OMS, alrededor del 80% de los casos de cáncer infantil reportan una sobrevida de 5 años luego del diagnóstico. El pronóstico más alentador dependerá en gran medida de la detección precoz de la enfermedad y del inicio inminente del tratamiento adecuado. Esto es más frecuente en aquellos países de ingresos medios y altos, no tanto en los de ingresos bajos, donde a las condiciones precarias de atención sanitaria se suman estados de salud delicados, con presencia de otras enfermedades previas.

Puntaje: 
Sin votos aún