Los abdominales favorecen al parto y a la pronta recuperación en el postparto

El fortalecimiento de los abdominales es fundamental para recibir el momento del parto con confianza y en estado óptimo. El esfuerzo que se hace durante ese momento de alumbramiento es a veces, extremo y la mujer debe estar preparada para afrontarlo de la mejor manera.

El ejercicio físico es ideal para todas aquellas mujeres gestantes que puedan practicarlo, siempre y cuando el médico esté de acuerdo.

Ventajas de los ejercicios abdominales en el embarazo:

  • Fortalecen la musculatura y la zona por donde pasará el bebé
  • Permiten la favorable recuperación tras el parto
  • Alivian los dolores de cintura y espalda que se suelen tener durante la etapa de gestación
  • Mejoran la postura
  • Evitan la aparición de calambres y espasmos

Algunos ejercicios para realizar en casa:

  • Acostarse boca arriba con las piernas flexionadas. Llevar las piernas hacia el lado derecho y luego hacia el izquierdo. Reiterar esta acción diez veces y descansar. Volver a intentarlo
  • Colocar las manos sobre el estomago mientras se está acostada boca arriba
  • Sentada con la espalda derecha y las piernas flexionadas. Se debe tocar planta con planta. Los brazos deben quedar estirados a la altura de los hombros. Flexionar los codos y colocarlos a la altura de los hombros. Reiterar este ejercicio diez veces
  • Acostarse boca arriba. Levantar los brazos en el mismo momento que se contraen los músculos abdominales y se levantan las piernas dobladas. Repetir diez veces
  • Ponerse de pie, la espalda debe permanecer derecha. Las piernas deben estar extendidas y los brazos abiertos. Bajar el brazo para tocar el pie del mismo lado. Hacer el mismo ejercicio con el otro lado. Repetir diez veces, descansar y retomar el ejercicio diez veces más
  • Apoyar las palmas y rodillas en el suelo. Los codos deben permanecer extendidos y se debe extender también lo más posible la columna hacia arriba. Repetir diez veces
  • De pie con las piernas abiertas y la espalda derecha. Bajar abriendo las piernas hasta ponerse en puntas de pie, mantenerse así algunos segundos y descansar todo el pie en el suelo. Repetir varias veces

¿Es seguro hacer abdominales en el embarazo?

La práctica de ejercicios abdominales durante el embarazo, será muy útil si se realizan con constancia y prudencia durante todo el transcurso del mismo. No solamente ayudarán a la mujer a mantenerse con menos dolores durante la gestación, sino que también beneficiarán a la parturienta en el momento de dar a luz y en el post parto donde los dolores se acrecientan y la pérdida de peso se complica. Mediante el ejercicio físico, los músculos estarán a tono y será mucho más rápida la recuperación.

Recomendaciones importantes a tener en cuenta:

  • Antes de comenzar con cualquier ejercicio por más liviano que parezca, se debe consultar con el ginecólogo, ya que no todas las mujeres son iguales y a pesar de tener un buen estado de salud, puede llegar a existir alguna contraindicación
  • El ambiente donde se realice el ejercicio debe estar templado y debe ser tranquilo. Es conveniente caminar o ejercer algún tipo de precalentamiento sencillo antes de realizar los ejercicios
  • Hay que comenzar con pocas series. Unos quince minutos al día son suficientes al principio, para ver de qué manera se adapta el cuerpo. Si no hay inconvenientes, se puede aumentar el tiempo de ejercitación a veinte minutos diarios o día por medio
  • Beber abundante agua después de la práctica. Aunque no son ejercicios que presentan complejidad o agitación, el estado del embarazo hace que todo pese y se exagere un poco más
Puntaje: 
Sin votos aún