Encuentran una nueva explicación a la muerte súbita del lactante

Con el afán de encontrar alguna causa o factor de riesgo que explique la muerte repentina y sin explicación aparente del lactante, síndrome de muerte súbita (una de las principales causas de muerte en niños menores de 1 año), los especialistas han realizado diversos estudios e investigaciones.

Estudio norteamericano asocia muerte súbita del lactante con bajos niveles de serotonina

Es así que un estudio financiado por el Instituto Nacional de salud (NIH) de Estados Unidos, encontró que la muerte súbita del lactante está asociada a una escasa producción de serotonina, una molécula que regula el sistema nervioso central y cumple una importante función en la transmisión de mensajes entre las células del cerebro, en la respiración, el ritmo cardíaco y el sueño.

Según este estudio, el bajo nivel de serotonina puede diminuir la capacidad del bebé para responder en caso de falta de oxígeno o de elevados niveles de dióxido de carbono depositados en su vientre.

Este es un indicio acerca de cuál podría ser la causa científica del síndrome, lo que permitiría realizar pruebas para identificar aquellos casos de riesgo y actuar en consecuencia desarrollando maniobras de prevención.

Otros estudios

Si bien no hay certezas de porqué es más seguro acostar al bebé boca arriba, desde ya algunos años (década de los 80) está es la práctica en pediatría y desde que se utiliza, los casos de muerte súbita han disminuido. Entre las teorías que intentan darle una explicación a ello están:

  • Al dormir boca abajo el rostro del bebé queda muy próximo a las sábanas, no se renueva el oxígeno y está más propenso a inhalar dióxido de carbono (aire ya exhalado)
  • Dormir boca abajo en un colchón demasiado esponjoso, mullido, facilita la asfixia
  • Al estar la cara del bebé muy próxima al colchón algunos microbios podrían dificultar su normal respiración provocando la muerte

Un estudio australiano asocia la muerte súbita con bajos niveles de oxígeno en el cerebro

Un reciente estudio australiano, publicado en la edición online de la revista Pediatrics, habría encontrado una nueva explicación al porqué es más seguro para evitar la muerte súbita del lactante, que los bebés duerman boca arriba.

Según este, la posición boca abajo hace que el cerebro reciba menor cantidad de oxígeno mientras duerme, como consecuencia de lo cual está menos alerta para despertarlo ante una situación de riesgo como ser la falta de aire.

La Dra. Rachel Moon, pediatra del Centro Médico Naiconal Infantil que estudia el síndrome de muerte súbita del lactante, señaló que es importante este hallazgo, para poder explicarles a los padres el porqué de las cosas que se les aconsejan. No es lo mismo decirles que se recomienda acostar al bebé boca arriba, a revelar cual es la explicación para hacerlo así y no de otro modo. Advertir que de esa manera el bebé está menos propenso a que su cerebro no reciba oxígeno suficiente y así los padres comprenden por qué no deben acostarlos boca abajo, erradicando así una costumbre que muchos tienen muy arraigada por las generaciones anteriores, ya que durante las décadas de los 60, 70 y principios de los 80, esa era la costumbre.

Para realizar este estudio, los investigadores australianos estudiaron durante sus primeros 6 meses de vida, a 17 bebés en distintos momentos mientras dormían boca abajo o viceversa. Esta tarea fue realizada en un hospital siendo los bebés monitoreados permanentemente, por razones de seguridad.
Así, se encontró que el nivel de oxígeno en el cerebro se reducía cuando dormían boca abajo, lo que explicaría porqué estos bebés son más difíciles de despertar que los bebés que duermen boca arriba.

Rosemary S.C. Horne, del Centro Ritchie para la Investigación de Salud del Bebé del Instituto Monash de Investigación Médica en la Universidad de Monash en Melbourne, co-autora del estudio, explicó que lo que aún no han podido identificar es porqué hay niños más vulnerables a la muerte súbita que otras, ya que la mayoría de los bebés no mueren ante una situación riesgosa. Por lo cual están tratando de entender cuáles son los factores que intervienen para encontrar qué bebés serían más propensos.

Puntaje: 
Sin votos aún