Babesiosis
Foto cortesía de esacademic

La Babesiosis es una hemoparasitosis, una enfermedad infecciosa similar a la malaria, causada por un parásito, un protozoo denominado babesia intraeritrocítico que se encuentra dentro de los glóbulos rojos.

Es una enfermedad característica de determinados animales domésticos (perro, gato) y de roedores silvestres y venados, que la contraen al ser portadores de garrapatas. Si bien no es específica de los humanos, está considerada como una zoonosis emergente, dado que en las últimas dos décadas del siglo XX, en ciertas zonas templadas del mundo aumentó la aparición de Babesiosis en el hombre. Se ha encontrado en varios lugares de Estados Unidos, pero fundamentalmente en Nueva York, Massachusetts y Connecticut, así como también en Asia y África.

Si bien algunas personas pueden padecerla y no manifestar síntomas, en otras avanza tan rápidamente que puede llegar a provocar la muerte. Afecta a individuos de todas las edades, pero es más habitual en los de más de 40 años, en los enfermos de VIH, los inmunodeprimidos, los que no tienen bazo, los que tienen la enfermedad de Lyme. A los niños los afecta con una gravedad mucho menor que a los adultos. Aunque han existido casos de Babesiosis neonatal, contagio que, generalmente, se produce a través de transfusiones sanguíneas y en los que el desenlace puede llegar a ser verdaderamente grave.

Transimisón

La Babesiosis es transmitida, fundamentalmente, por la picadura de garrapata.

Síntomas

  • Fiebre muy elevada (hasta de 40º)
  • Sudoración
  • Escalofríos
  • Debilitamiento
  • Agotamiento
  • Fata de apetito
  • Dolores de cabeza
  • Dolor lumbar
  • Ictericia
  • Anemia
  • Disnea
  • Vómitos
  • Hígado y bazo más grandes de lo habitual

En los cuadros agudos de estos síntomas hacen una evolución tan veloz que pueden producir la muerte repentina. En tanto en los leves puede pasar la enfermedad inadvertidamente y no ser diagnosticada.

Diagnóstico

El diagnóstico de Babesiosis se hace mediante la realización de análisis de sangre, en el que se pueden detectar los parásitos dentro de los glóbulos rojos o mediante estudios serológicos.

Tratamiento

En general el tratamiento de Babesiosis en niños consiste en la administración de dos antibióticos combinados: Clindamicina y Quinina durante aproximadamente 10 días. Aunque en algunos casos de mayor gravedad el paciente debe ser hospitalizado.

Prevención de la Babesiosis

Es aconsejable controlar rigurosamente la presencia de garrapatas en los animales domésticos (perros, gatos, por ejemplo) como en el entorno en donde están, así como controlar la presencia de roedores.

Para estar al aire libre es aconsejable proteger a los niños con algún repelente para insectos, sobre todo si va a estar en contacto con el pasto o en la cercanía de árboles, etc.

En el caso de que una garrapata se hubiera prendido al cuerpo del niño, es importante sacarla cuanto antes, ya que recién después de pasadas 24 horas que se encuentra prendida al cuerpo, es que puede transmitir el parásito causante de la enfermedad.

Puntaje: 
Sin votos aún