La edad gestacional del feto en un embarazo de 31 semanas, es de 29 semanas. Tan sólo faltan unas 9 semanas para el tan ansiado momento: El parto.

Tamaño del bebé

Su tamaño es de, aproximadamente, 41 centímetros.

Analogía del bebé con algo

A las 31 semanas de embarazo, el tamaño del feto es similar al de un melón.

Peso del bebé

Su peso es, aproximadamente, de 1 kilo y medio.

Tamaño de la panza, altura uterina

La altura uterina en la semana 31, oscila entre los 29 y 31 centímetros.

Estudios aconsejados para esta altura del embarazo

En el tercer trimestre deben repetirse los análisis de sangre y orina, correspondientes a éste.

Entre las 28 y 37 semanas, se realiza la ecografía propia al tercer trimestre.

Síntomas en la embarazada

En estás semanas puede aumentar la intensidad de las contracciones, pero mientras sean 5 por hora, es normal, de lo contrario deberías consultar al médico de inmediato.

A medida que el feto crece, comienza a ocupar más lugar dentro del útero, es así que toma parte del lugar de los pulmones y del estómago. Por ello, la respiración se ve alterada (es probable que te falte el aire por momentos) y las molestias estomacales se intensifican (acidez, indigestión, etc.).

También es probable, que en estos días tengas las primeras secreciones, si es que ya no las has tenido, de calostro (primer alimento del bebé).

El desarrollo físico del bebé a las 31 semanas del embarazo

El crecimiento y el desarrollo del bebé siguen semana a semana. Sus pulmones ya prácticamente han alcanzado su desarrollo completo y son el órgano más grande. Sus brazos y piernas, tienen una formita bien definida, gracias a las capas de grasa que han acumulado bajo la piel.

Cada vez le cuesta más moverse dentro del útero, a causa de que su crecimiento ocupa mucho del espacio que hay en él, lo cual lo limita bastante. Pero si aún no se ha colocado en la posición para nacer (de cabeza) lo hará, seguramente, en los próximos días.

El bebé en esta etapa, orina cerca de ½ litro de orina por día y con ello mantiene el equilibrio del líquido amniótico, también tragando algo del mismo.

Complicaciones frecuentes en la semana 31 del embarazo

Hay dos patologías relacionadas con el líquido amniótico que pueden manifestarse por estas semanas: Polihidramnios (exceso de líquido en el saco) o oligohidramnios (insuficiente cantidad de líquido amniótico en el saco).

Ante cualquiera de estas dos patologías, el médico deberá seguir el embarazo muy de cerca, ya que pueden ser causantes de graves trastornos, tanto para la madre como para el bebé.

Aspectos psicológicos de la madre y su entorno

Los cambios hormonales que se producen en el transcurso del embarazo provocan cambios emocionales importantes en la embarazada.

En el tercer trimestre, vuelven a aparecer los cambios de humor, la irritabilidad, sensibilidad del primer trimestre. El parto se aproxima y con el una serie de miedos, incógnitas, dudas. Su vida va a cambiar diametralmente y eso genera emociones encontradas, sentimientos contradictorios, que afectan el estado anímico.

La contención, el sostén de la pareja, familia, amigos, etc., juegan un rol determinante para que la embarazada logre paliar sus conflictos emocionales de la mejor manera. Este apoyo, va a ser también muy necesario, después del parto, cuando aparezca la depresión post parto.

Puntaje: 
Promedio: 4 (3 votos)