Economia Familiar
Foto cortesía de tax.umn.edu

El manejo del dinero es en algunas familias suele ser un tema al que se le quita trascendencia e incluso del que se rehúye hablar, un tema prohibido.

Sin embargo, pese a que parezca algo sin importancia, no lo es y la manera cómo la pareja maneja el dinero, como los padres se comportan frente a éste, y cómo se relacionan con él, es de vital importancia para la actitud futura que ese niño va tener hacia el dinero. Los niños están rodeados de objetos, juguetes, golosinas y juegos, que ven en la televisión, en las vidrieras de las tiendas y que desean tener. Sin embargo, no tienen en claro que esas cosas tienen un precio y que muchas veces sus padres no lo pueden pagar. Además, es muy importante enseñarles a los hijos que no pueden tener todo lo que quieren, educarlos para manejar las frustraciones, explicarles el valor del dinero; ya que no hacerlo puede traer consecuencias negativas para el futuro cercano y a largo plazo, haciendo que se vuelvan personas irresponsables con respecto al dinero. Por ello, es preciso tomarse un tiempo y aprovechar situaciones cotidianas, diarias, para ir introduciendo a nuestros hijos en el mundo del dinero y de lo que éste implica.

Algunas sugerencias para tener presente en cuanto a la educación de los hijos con respecto al dinero:

  • Comenzar lo más temprano posible a tratar el tema: Por más que los niños sean pequeños si se va introduciendo el tema en la vida diaria les será más fácil comprender de qué se trata el dinero y cuando empiecen la escuela y aprendan a sumar y a restar comprenderán mejor el concepto del dinero. Explicar al niño la diferencia entre las monedas y los billetes y los valores de cada uno de estos es una buena medida. Dejarlo que pague él algunas cosas cuando se va de compras
  • Explicarles el valor del dinero y que hay que trabajar para conseguirlo: Relacionar siempre el dinero al trabajo es muy importante, de modo que el niño por más que aun no logre comprender totalmente el concepto, relacione y asocie el dinero con el esfuerzo y el trabajo. Explicarles que el hecho de que mamá y papá estén tantas horas fuera de casa trabajando es para que les paguen por ello y así poder comprar las cosas que necesita la familia: Alimentos, vestimenta, juguetes, etc.
  • Enseñarles que algunas veces hay que elegir: Explicarles que cuando uno quiere comprar varias cosas y el dinero no es suficiente, hay que optar y priorizar por aquello más importante y relegar, sacrificar para más adelante lo otro. No se puede todo y hay que elegir
  • Dependiendo de la edad del niño acordar una mensualidad e introducir el concepto del ahorro: Este es otro método útil para que el niño vaya teniendo su propio dinero, decida qué hacer con él y aprenda a ahorrar. Para ello, se puede sugerir que utilice una alcancía y allí vaya colocando la mensualidad y el dinero que pueda ganarse mediante su colaboración en tareas sencillas del hogar: Bañar al perro, tender la mesa, lavar el auto, etc. Así irá aprendiendo que para ganar dinero hay que esforzarse y que juntándolo (ahorrándolo) se puede obtener suficiente cantidad para comprar algo deseado. Por ello es bueno que cuando el niño desee algo con muchas ansias, se le proponga que lo compre con el dinero que ha juntado, y por más tiempo que le lleve alcanzar la suma necesaria para lograrlo, dejarlo experimentar solo lo que cuesta realmente conseguir lo que uno quiere. No sacarlo de apuros, prestándole dinero si se gastó la mensualidad antes de recibir la próxima, si administró mal, así no se lo ayuda, sino todo lo contrario, se lo perjudica
Puntaje: 
Sin votos aún