Lactancia
Fotocortesía de newborn-baby.net

El calostro es la primera leche que produce el organismo de la madre durante el embarazo, preparándose para comenzar a amamantar al bebé y es el alimento ideal para el recién nacido.

Entre los 3 y 4 meses de gestación, los pechos de la madre comienzan a producir una sustancia llamada precalostro que está conformado por inmunoglobulinas, plasma, cloro, sodio, seroalbúmina, lactoferrina y una pequeña cantidad de lactosa. Por ello, muchas mujeres embarazadas pueden notar que sus pechos comienzan a gotear leche mucho antes del nacimiento de su bebé.

Luego del parto, el calostro sale en pequeñísimas cantidades, pero suficientes para alimentar y satisfacer las necesidades del bebé y de sus órganos inmaduros. Se trata de un líquido amarillo, seroso, pegajoso y mucho más denso que la leche materna, que es denominado por su color dorado, como oro líquido.

La importancia del calostro en la alimentación del bebé

  • Contiene inmunoglobulinas: Células activas, anticuerpos y proteínas protectoras que constituyen la primera inmunización del recién nacido, protegiéndolo de las infecciones
  • Contiene factores de crecimiento: Ayudan a que el intestino del bebé madura y funcione eficazmente, dificultando que las sustancias alérgenas y los microorganismos se desarrollen en el cuerpo del bebé
  • Contiene grasas, carbohidratos, agua y establece la flora bacteriana en el aparto digestivo
  • Contiene leucocitos: Ayudan a destruir bacterias
  • Estimula el movimiento del intestino del bebé: Ejerce una especie de efecto laxante, que favorece las primeras deposiciones del bebé: El meconio
  • Contiene vitamina A: Que protege la visión y reduce las infecciones

¿Cuánto tiempo el bebé toma calostro?

La producción de calostro se prolonga durante 2 y 5 días, que es cuando la leche materna en grandes cantidades, comienza a bajar. La succión del bebé durante los primeros días, favorece y estimula muchísimo la producción y bajada de la leche.

En el caso de los bebés prematuros, el calostro tiene un potencial aún mayor que en el caso de los bebés nacidos a término, para prevenir infecciones. Por ello, es tan importante para el desarrollo y maduración de estos bebés, que reciban el calostro de su madre durante sus primeros días de vida.

Aunque parezca que el calostro es muy poquito, hay que recordar que la cantidad es suficiente para satisfacer las necesidades del bebé, acorde a la capacidad de su pequeño estómago y riñones aún en maduración.

Puntaje: 
Sin votos aún